19 de Oct de 2021

Nacional

Criminalidad sin control en el país

PANAMÁ. La noche del miércoles 21 de abril, Javier Justiniani tomó la palabra en la inauguración de la Gran Alianza por la Seguridad Ciu...

PANAMÁ. La noche del miércoles 21 de abril, Javier Justiniani tomó la palabra en la inauguración de la Gran Alianza por la Seguridad Ciudadana para proponer que los problemas carcelarios no queden fuera cuando se habla de seguridad.

“Queríamos integrarnos a la Alianza con el tema postpenitenciario” expresó casi al terminar su intervención en el Auditorio Horacio Alfaro de la Cámara de Comercio. Ayer, apenas ocho días después de integrarse a ese grupo contra la violencia, Justiniani se conviritió en otra víctima del crimen.

Faltaban quince minutos para las once de la mañana, cuando un hombre entró a la oficina de la Fundación de Apoyo al Detenido (fundada por Justiniani) en Juan Diaz para conversar con el dirigente y abogado. Pocos minutos después el asesino salió y la secretaria de Justiniani halló a su jefe muerto de varios disparos.

El misterioso hombre, según testimonios de la secretaria, se acercó el miércoles a la oficina para saber si Justiniani estaba allí, pero le comunicaron que no. En un segundo intento el mismo hombre apareció ayer en la Fundación y logró su cometido.

De acuerdo con el fiscal Auxiliar, Neftalí Jaén, Justiniani recibió tres disparos en su cuerpo y el asesino podría ser identificado pora las autoridades a través de una cámara de vigilancia que estaba a unos 100 metros del lugar.

LA PREMONICIÓN DE ÁVILA

Hace unos cuatro meses, el dirigente chorrillero, Héctor Ávila había advertido a Justiniani que tuviese cuidado con el trabajo que realizaba.

Ávila dio a conocer públicamente esta advertencia en una entrevista televisiva con el periodista Álvaro Alvarado y ayer lo recalcó a LA ESTRELLA. “Le advertí que tuviera cuidado”, dijo Ávila porque Justiniani era abogado de algunos jóvenes de la pandilla Bagdag de la calle 25 El Chorrillo. “Tú sigue defendiendo el derecho de los detenidos, pero los pandilleros cualquier día te van a matar”.

Ávila presume que esto pudo ser el motivo de la tragedia, pero la familia del dirigente tiene serias sospechas de que el hecho pudo tener relación al anteproyecto de ley que Justinani entregó en el departamento de Participación Ciudadana de la Asamblea Nacional para penalizar a los funcionarios que en 30 días no dieran respuestas a solicitudes ciudadanas.

La Gran Alianza Nacional por la Seguridad Ciudadana “repudió” este crimen ayer a través de un comunicado. Aixa Díaz una de las dirigentes de la asociación dijo que la noticia los dejó en “shock”, “esto no puede seguir así”, exclamó.

El grupo anunció que en memoria de Justiniani y de todas las víctimas de la inseguridad continuarán trabajando hasta que se erradique el flagelo e la violencia en Panamá.