09 de Ago de 2022

Nacional

Escuelas abandonadas en Comarca Ngöbe

COMARCA NGöBE BUGLÉ. En pésimas condiciones se encuentran la mayoría de los planteles educativos en las comunidades indígenas en la Coma...

COMARCA NGöBE BUGLÉ. En pésimas condiciones se encuentran la mayoría de los planteles educativos en las comunidades indígenas en la Comarca Ngöbe Buglé que siguen sin resolver por parte del Ministerio Educación en donde las escuelas Israel en Cerro Viejo y Alto Caña en Soloy no cuentan con los salones adecuados para que los estudiantes reciban las clases.

En estas escuelas es normal observar a los maestros dando clases a sus estudiantes bajo un rancho forrado de zinc, piso de tierra seco mientras no llueve, por el techo se cuelan las gotas de la lluvia y el polvo que los niños tienen que respirar, algunos acuden con botas, zapatos o descalzos, enlodados, con uniformes o los vistosos vestidos propios de la tradición indígena y el educador con un pupitre improvisado.

APOYO MUTUO

La figura del maestro y los padres de familia se mezclan en una sola familia, sin dejar a un lado a la del director del plantel de quien todos esperan que logre avances antes las autoridades del MEDUCA, para resolver las necesidades del sector educativo.

A diferencia de otros planteles en el país en donde existen diferencias aquí todos trabajan unidos para un bien común, contar con las herramientas para enseñar a los estudiantes una vocación que no todos tienen.

NECESIDADES

Las necesidades de estos planteles son muchas en el caso de la escuela de Israel en Cerro Viejo a dos horas a caballo por difíciles caminos y peligrosos, así llegamos acompañados de moradores que señalaron que La estrella era el único medio de comunicación que los había visitado y que esperaban de que el gobierno vuelva una mirada a hacia ellos.

ESCUELA DE ISRAEL

Gerardo Martínez, director de la escuela Israel en Cerro Viejo, dijo ‘las condiciones de la escuela son pésimas, después de que los vientos arrasaron con la vieja estructura, no ha habido una respuesta’.

De acuerdo al director Martínez, se inició la construcción de las nuevas aulas, pero todo quedó a medias, la empresa se retiró quedando al abandono.

Este plantel sigue a la espera de que el MEDUCA les construya las seis aulas que les prometió y que la misma obra que se inició sea terminada.

No cuentan con estructuras porque los fuertes vientos de hace dos años que azotó en la comarca levantó el techo derribando la escuela y ahora tienen los niños que dar clases en los ranchos.

La escuela de Israel necesita que pronto se le construya una estructura adecuada, salones, comedor, oficina para el director, que cuente con cerca para darle más seguridad a los bienes del plantel.

Valerio Palacios, es el presidente de la Asociación de Padres de Familia de la Escuela de Israel, afirmó que en reiteradas ocasiones han integrado comisiones con el fin de buscar una rápida solución al problema pero no ha sido posible ya que han expuesto la situación ante la dirección comarcal, regional y nacional sin que se nos escuche.

La misma suerte corre la escuela de Alto Caña de la comunidad de mismo nombre, fundada hace 35 años, hoy día el plantel se ha quedado pequeño para el aumento cada año de los estudiantes.

Orlando Bonilla, es el director de la escuela de Alto Caña, dijo que todos los gobiernos que llegan nos tienen olvidados.

Afirmó el maestro Bonilla que en el 2007 se les había prometido un presupuesto que está por el orden de los 250 mil dólares para la construcción de 6 nuevas aulas cerca perimetral, tanques para reserva de agua, sillas, escritorios, comedor, cocina, dormitorios para los educadores y otras necesidades, pero se desconoce dónde quedó esa partida.

Felipe Contreras, presidente de la Asociación de Padres de Familia de la Escuela de Alto Caña, agregó ‘estamos esperando respuestas del Ministerio de Educación por que en los 35 años del plantel todo el tiempo hemos trabajo y llevado adelante las necesidades de los estudiantes y educadores.

En cuanto a la situación de la escuela de Israel, el director provincial del MEDUCA en Chiriquí, Gertrudis Rodríguez, señaló que a la empresa CARIBEAN se le ha quitado el proyecto para que otra lo siga, pero se está buscando dar una solución al problema de los planteles.

La Comarca Ngöbe Buglé es un área indígena, creada en 1997 a partir de tierras de Bocas del Toro, Chiriquí y Veraguas. Su capital es Llano Tugrí (Buabidí) y está habitada por la etnia Ngöbe-Buglé y residen en ella 154.355 personas.