Temas Especiales

26 de May de 2020

Nacional

Desastre golpea a Arkansas

LANGLEY, EEUU. Las repentinas crecidas de los ríos Caddo y Little Missouri, a causa de las fuertes lluvias en Arkansas el pasado viernes...

LANGLEY, EEUU. Las repentinas crecidas de los ríos Caddo y Little Missouri, a causa de las fuertes lluvias en Arkansas el pasado viernes, han causado ya la muerte de 18 personas, confirmó ayer la policía estatal.

Los equipos de búsqueda recuperaron los cuerpos de 18 personas y buscaban otros a lo largo de una ribera de 16 kilómetros de extensión de los cauces, luego de una inundación relámpago en un campamento a orillas del río Little Missouri.

Los funcionarios informaron que tres personas que se sabe estaban en el campamento siguen desaparecidas.

El gobernador Mike Beebe dijo que rechazó la ayuda federal adicional ofrecida telefónicamente por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y que los equipos de rescate locales y estatales, además de empleados del Servicio Forestal estadounidense, seguirían buscando a los desaparecidos.

‘Si necesitamos haberes adicionales no seré tímido en pedírselos, pero en esta coyuntura no lo hice’, dijo Beebe a los periodistas en una conferencia de prensa en Little Rock.

Una pared de agua, desatada por fuertes lluvias que hicieron crecer el río hasta 6 metros, sorprendió a las víctimas mientras dormían en sus tiendas en el campamento Albert Pike en las Montañas Ouachita, en el oeste de Little Rock.

Entre las víctimas identificadas había varios miembros de las mismas familias, contando a seis niños, según una lista entregada por el Centro de Operaciones de Emergencia.

Chad Stover, portavoz del centro, detalló que el río subió hasta los seis metros en cinco horas durante la mañana del viernes.

Imágenes de canales de televisión local mostraron cabinas reducidas a escombros y casas móviles y vehículos volteados por el agua.

El gobernador añadió también que los esfuerzos de búsqueda y rescate durarían varios días más, tras los cuales se cambiará el foco hacia la limpieza y la reconstrucción.

Sin embargo, no ofreció una estimación del costo de los daños provocados por la inundación.