Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Nacional

La ampliación sigue paralizada

PANAMÁ. Han transcurrido 48 horas luego que trabajadores del consorcio internacional Grupo Unidos por el Canal se declararon en huelga e...

PANAMÁ. Han transcurrido 48 horas luego que trabajadores del consorcio internacional Grupo Unidos por el Canal se declararon en huelga en demanda de mejores condiciones de trabajo dentro del proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

Los obreros en huelga, afiliados al Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), exigen a las empresas Sacyr Vallerhomoso (España), Impregilio (Italia), Jan De Nul (Bélgica) y Constructora Urbana, S. A. (Panamá), ‘instalaciones adecuadas para comer y cambiarse de ropa’, respeto a la libertad de asociación y condiciones salariales afines a las existentes dentro de las operaciones del Canal.

En un comunicado que hizo circular el mismo lunes, GUPC dijo ser respetuoso de los acuerdos laborales pactados previamente con el concurso de las autoridades panameñas en materia laboral.

‘Este es un proyecto de interés nacional que merece el trabajo de los mejores y Grupo Unidos por el Canal tomará las acciones legales pertinentes para asegurar la normal operación de esta gran obra’, expresa el comunicado.

No obstante, ayer personal de este diario que se acercó al globo de terreno donde se adelantan las obras en Gatún constató que, salvo un grupo de mecánicos que daba mantenimiento a parte del equipo pesado que se emplea en estos trabajos, el resto de las operaciones se mantenían paralizadas. Genaro López, el líder máximo del Suntracs, corroboró que la ‘paralización de los trabajos sigue’. López también dijo que el sindicato y la empresa negocian la vuelta al trabajo.