Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

Lunes de limpieza tras los destrozos en Changuinola

PANAMÁ. En las calles de la ciudad de Changuinola parece haber llovido piedras de todos los tamaños, palos y cartuchos de bombas lacrimó...

PANAMÁ. En las calles de la ciudad de Changuinola parece haber llovido piedras de todos los tamaños, palos y cartuchos de bombas lacrimógenas usados. En distintos puntos hay autos quemados, vagones destartalados y abandonados, al igual que edificios marcadas con fogonazos negros tras la sentencia de las llamas.

Vidrieras rotas o llenas de huecos causados por piedras, balas o perdigones igualmente llaman la atención en este escenario donde los enfrentamientos entre pobladores y policías dejaron su factura.

Sin embargo, la población bocatoreña empezó a recobra ayer el desarrollo normal de sus actividades. Las autoridades y trabajadores inician el proceso de limpieza luego de diez días violentos disturbios causados por el rechazo a la Ley 30, situación que dejó saldo de al menos dos muertos y más de un centenar de heridos.

El alcalde de la ciudad, Lorenzo Ruiz, dijo que todo el personal del municipio está abocado a las labores de limpieza, sobre todo en las avenidas principales, mientras se normaliza el transporte público de pasajeros, después de que anoche el sindicato de trabajadores bananeros llegara a un acuerdo con el Gobierno.

El alcalde indicó que durante la semana conversarán con las autoridades gubernamentales sobre la reconstrucción de oficinas y empresas, que fueron objeto de actos de violencia durante los disturbios.

‘La intención es la de contar con una ciudad limpia en el menor tiempo posible’, expresó Ruiz.

Entre tanto, funcionarios del Ministerio de Obras Públicas comenzaron a retirar escombros y automóviles quemados que obstaculizaron importantes vías de comunicación terrestre durante los días de huelga.

El aeropuerto, reabierto oficialmente el domingo, aún no tiene tráfico comercial debido a que las compañías aéreas no han restablecido los vuelos.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Changuinola, Venancio Caballero, hizo un llamado para que los acuerdos alcanzados sean respetados porque las consecuencias de la huelga han sido nefastas.

‘Esperamos que haya sensatez porque los resultados de la huelga no han beneficiado a nadie, dejando millonarias pérdidas tanto para el sector privado como gubernamental’, dijo Caballero. Señaló que los bocatoreños son conscientes de que existe la posibilidad de que no todos los grupos sindicales respalden el acuerdo, pero subrayó que para ello está la mesa del diálogo.