Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

Panamá está en riesgo político

Las imágenes de las confrontaciones entre agentes policiales y obreros bananeros en Bocas del Toro han trascendido nuestras fronteras. E...

Las imágenes de las confrontaciones entre agentes policiales y obreros bananeros en Bocas del Toro han trascendido nuestras fronteras. España se ha hecho eco de las protestas sindicales, y según anotó hoy el diputado perredista Crispiano Adames en Encontremos Soluciones, Monitoreo Económico Internacional expresó que nuestro país, a pesar de su recién estrenado grado de inversión, acaba de ingresar a un grupo de países reconocidos como “de riesgo político”.

Esto se debe, dijo Adames, a la gestión arbitraria e inconsulta del presidente Ricardo Martinelli, quien ha demostrado tener poco interés en lo que piensen las mayorías, lo que aseguró “va a ser el camino que paulatinamente lo va a llevar a su debacle personal y el de su gestión”.

La concentración de poder en el Ejecutivo, en el Órgano Judicial a través de los magistrados, la separación de la procuradora Ana Matilde Gómez, que independientmente de la opinión que pueda tener cada persona, no se dio de la manera transparente que el país exigía, la Ley Carcelazo y la Ley Langosta, que no es más que el corolario de una conducción incierta y errática por parte del Gobierno Nacional, mantienen al país en un estado de convulsión, alegó el diputado.

Es la primera vez que se ve una represión con tantos lesionados en los ojos, “esto es grave”, sin embargo el Presidente no encontró nada mejor que visitar a las víctimas en el hospital y obsequiarles 32 celulares para que se comunicaran con sus familiares. “Esa no es la misión del Presidente, ¿cómo le vas a decir a una persona que acaba de perder la vista que tenga un celular?" Si quería tener un gesto humanitario, acotó Adames, debió debatir la Ley 30 como correspondía y no esperar a que este conflicto llegara a los extremos a los cuales llegó.

“Lo que está ocurriendo ahora es una conculcación evidente de los derechos humanos”, porque nuestra Constitución reza en su artículo 17 que las autoridades están instituidas para proteger la vida, honra y bienes de los nacionales.