Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Nacional

Regulan venta de carne en Coclé

COCLÉ. A partir de este mes de agosto, los matarifes en el distrito de Penonomé deberán reducir el número de sacrificios de reses para n...

COCLÉ. A partir de este mes de agosto, los matarifes en el distrito de Penonomé deberán reducir el número de sacrificios de reses para no congestionar el cuarto frío en el Mercado Público de Penonomé y evitar un mayor periodo de exposición de la carne al aire libre.

Y es que, luego de un estudio realizado por el Departamento de Protección de Alimentos del Ministerio de Salud durante un periodo de tres meses, se constató que el índice bacteriano aumenta con la práctica común de mantener las carnes colgadas en el mercado.

La doctora Magali Bullen, coordinadora del Departamento de Protección de Alimentos, señaló con fines comparativos que se tomaron muestras de alimentos del matadero, del Mercado Público y de los supermercados, donde descubrieron que la carne de res del Mercado Público mostró un incremento de bacterias que hay que disminuir urgentemente.

Tras estos hallazgos, Salud sostuvo una reunión con la administración del Mercado, donde se establecieron medidas para minimizar los riesgos del crecimiento bacteriano. Entre ellas está mantener las carnes en la cadena de frío, mediante la regulación del número de sacrificios por día, de acuerdo con la capacidad del cuarto frío.

Actualmente, no hay la capacidad para mantener todas las reses congeladas, por lo que los expendedores de carnes las mantenían colgadas desde las 4 de la madrugada hasta que se les terminara (o cerrara el local a las 3 de la tarde).

En este mercado, hay diez puestos de venta, muchos de los cuales tienen hasta tres y cuatro reses para vender y eso impide que aquellos vendedores con menos reses puedan guardar la carne en la cadena de frío, porque no hay suficiente espacio.

‘No se puede matar mayor número de reses’, dijo Bullen, por lo que ‘inmediatamente tengan las carnes o canales del matadero, éstas van a ser introducidas en el cuarto frío’

Con este afán se ha hecho un intervalo en los horarios para que todas las carnes entren al cuarto frío.

‘Todo cambio necesita una adaptación, por lo que estaremos muy vigilantes en operativos que comenzamos el 2 de agosto desde las 4 de la madrugada. Para ésto estaremos realizando rotaciones con un equipo hasta que se convierta en una práctica, ya que lo importante es la salud pública’, manifestó la doctora Bullen.

Otro aspecto que Salud seguirá muy de cerca es la vestimenta del personal y el estado del equipo utilizado.

Otro de los aspectos que se recomienda mejorar es colocar puertas de vaivén o cortinas de aire en la entrada de la zona de carnicería, para evitar la entrada de insectos y moscas.

Los expendedores se han visto afectados con estas medidas; sin embargo, consideraron necesario ordenar la situación, aunque las ventas se redujeron una hora antes, pues a partir del 2 de agosto pasado, deben culminar labores a las 2 de la tarde.

La Alcaldía de Penonomé mantendrá a los inspectores en el área para asegurarse de que las normas se cumplan.