Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Nacional

Pánico y caos por accidente múltiple

PANAMÁ. Una mujer de 62 años de edad herida de gravedad, otros 13 lesionados leves y 15 vehículos accidentados fue lo que dejó la pérdid...

PANAMÁ. Una mujer de 62 años de edad herida de gravedad, otros 13 lesionados leves y 15 vehículos accidentados fue lo que dejó la pérdida de los frenos de un camión articulado.

El medio día de ayer se volvió un caos en la vía Transístmica a la altura de la entrada de Ojo de Agua de Los Andes N° 2, donde ocurrió el accidente múltiple. El tranque vehicular no se hizo esperar y la gente tuvo que caminar.

El pánico y la desesperación se apoderaron de algunos heridos y transeúntes mirones, cuyos rostros no dejaban de expresar asombro ante el accidente que irrumpió la rutina sabatina.

El comisionado Teófilo Moreno, del Departamento de Operaciones del Tránsito, informó que el conductor del camión articulado había salido desde la provincia de Colón con destino al centro de la ciudad de Panamá.

Morenó explicó que —según los informes preliminares— cuando el conductor perdió el control, colisionó con varios autos, quedó en la vía opuesta y se chocó contra un bus tipo coaster, el cual se volcó.

Moreno negó las primeras informaciones que arrojaban más de 50 heridos. Según él —hasta el cierre de esta edición— solo tenían reportes de 14 lesionados.

El sonido de las sirenas de las ambulancias —en donde fueron trasladados los heridos al Hospital San Miguel Arcángel, Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social y al Hospital Santo Tomás— despertó la curiosidad de los moradores y transeúntes.

Ambos tramos de la vía estuvieron cerrados por más de 2 horas y 30 minutos, mientras el camión articulado y otros autos involucrados en el percance vehicular eran removidos por varias grúas.

El mal momento que vivieron los lesionados y los conductores que quedaron atrapados en el tranque vehicular, que se extendió hasta la entrada del Corredor Norte, hizo que muchos de los moradores que retornaban a sus hogares caminaran, pues no había otra forma de llegar a sus destinos.

Pero en medio de los que caminaban se mezclaron los malos elementos del lugar: los delincuentes, quienes aprovecharon para hacer de las suyas e interceptaron a una mujer y le arrebataron la cartera.

Eran tres los maleantes, pero a uno de ellos le faltó habilidad y energías para escapar y al poco tiempo fue capturado y puesto a órdenes de las autoridades competentes.