Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Nacional

Preocupación se apodera de los comerciantes

CHIRIQUÍ. La provincia de Chiriquí se encuentra estancada. Así lo manifestó el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricul...

CHIRIQUÍ. La provincia de Chiriquí se encuentra estancada. Así lo manifestó el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Chiriquí (Camchi), Manuel Reyes Sicilia.

Señala que los números indican que la economía del país está creciendo a un 4.5% aproximadamente; sin embargo, esta realidad no se percibe en esta región del país.

Sostiene que el sector agropecuario es uno de los más golpeados, y que además está ‘pasando su peor momento’; indica que esta situación es preocupante si se toma en cuenta que esta provincia depende del sector primario.

A su juicio, si no se le presta atención a estos indicadores, va a ser muy difícil encontrar un punto de equilibrio en esta actividad.

Asegura que este es un tema que debe ser visto con detenimiento, y que ya se lo han hecho saber al gobierno central.

Al igual que el presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas, Virgilio Saldaña, Reyes Sicilia considera que urge la implementación de una política agropecuaria definida.

‘Necesitamos políticas de Estado a corto, mediano y largo plazo para el sector agropecuario’ apuntó.

La dirigencia de los productores sostiene que este año la caída de la producción en algunos rubros ha alcanzado cifras picos de hasta un 50%. Uno de los productos más afectados ha sido la cebolla.

De acuerdo a Saldaña, falta una definición clara de lo que se quiere para el sector agropecuario, al tiempo que agrega que, pese a las conversaciones que han mantenido con las autoridades de turno, aún no hay nada en concreto.

Mientras tanto —comenta— la superficie de siembra continúa disminuyendo. Seguimos sin rumbo, añade.

A los empresarios también les preocupa que muchos agricultores ‘estén abandonando el campo’. No lo hacen porque les guste más la ciudad, sino que lamentablemente el sector ha dejado de ser rentable y eso es trágico y muy triste, agrega Reyes Sicilia.

EMPRESAS CIERRAN

Pero la depresión también se deja sentir en otros sectores de la economía. El empresario considera que esto es una muestra de que el crecimiento se está dando desproporcionadamente en el país. La provincia de Chiriquí no está creciendo como el área metropolitana, subraya.

‘Nosotros nos encontramos a un ritmo muy lento, y el comercio está sufriendo’, manifiesta.

Reyes Sicilia dice que es visible el cierre de locales comerciales en la ciudad de David, algunos de ellos emblemáticos; pero destaca que también hay establecimientos históricos que, aunque continúan abiertos, están atravesando una situación económica muy difícil.

A esto se suma la competencia de empresas que están llegando desde la capital.

Al respecto, el comerciante considera que este es un fenómeno positivo, ya que permite en teoría que los precios disminuyan para el consumidor, pero que los comercios locales atraviesan un momento delicado.

La dirigencia de los comerciantes chiricanos considera que es necesario que haya una política de incentivos para la micro y pequeña empresa (Pymes). Sugieren la necesidad de una ley de incentivos para este sector, especialmente para aquellas que venden menos de un millón de dólares al año, que —según los números que maneja la Camchi— son la mayoría en esta provincia.

Para la Cámara de Comercio, los cordones de pobreza en el distrito de David no han disminuido; lejos de eso, se han mantenido.