Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Nacional

Médicos institucionales, promesa en discusión

PANAMÁ. . Pasarán al menos dos años para que los primeros médicos institucionales (dedicados cien por ciento a una sola institución del...

PANAMÁ.

Pasarán al menos dos años para que los primeros médicos institucionales (dedicados cien por ciento a una sola institución del Ministerio de Salud o de la Caja de Seguro Social (CSS) y con el mismo sueldo que devengaban en los hospitales privados) sean una promesa cumplida del mandatario Ricardo Martinelli.

Con esta figura, se equipararía el salario de los médicos en hospitales privados a cambio de la exclusividad, ya sea en la atención médica o en la investigación que se realiza en algunos hospitales. También se evitaría que los médicos ‘salten’ de un hospital a otro.

El ingreso que suma un especialista en el sector privado es superior al de un ministro. El ministro de Salud, Franklin Vergara, reveló que sus ingresos antes de ser titular eran superiores a los 12 mil dólares mensuales y ahora apenas llega a los 4 mil luego de restar los descuentos correspondientes.

Ante la crisis de los especialistas, el Ministerio de Salud está en la fase de recepción de documentos para la contratación de más de 70 médicos extranjeros con salarios de hasta 2 mil dólares mensuales sin los turnos, por los que se paga 80 dólares adicionales.

Guillermo Sáez Llorens, director de la CSS, señaló que está en conversaciones con el ministro de Salud para ver cómo desarrollan la figura del médico institucional.

Sáez Llorens dice que para que los médicos logren ingresos adicionales están los turnos. ‘Los especialistas nos ayudan haciendo los turnos vespertinos y eso también les da un dinerito adicional en horas extras y en turnos adicionales’.

‘El médico institucional lo estamos revisando, eso no va a pasar en un año, sino en dos o tres para dejarlo desarrollado, porque implica presupuesto. No me atrevo a poner cifras, pero ojalá que podamos subirle el salario a todas las personas’, señala el ingeniero.

GREMIOS ESPERAN

Fernando Cebamanos, oncólogo que por 50 años ha ejercido la profesión y dirigente de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), recuerda que hay varias cosas que surgen del periodo preelectoral del grupo ganador, que prometió aumentos salariales a los médicos y la creación del médico institucional.

‘En otros países, un médico institucional es un médico a tiempo completo con el Estado, pero tiene un salario alto. Aquí se insinuó que iban a ganar 6 mil mensuales. Nunca hemos visto en blanco y negro en qué consiste, si es para todos los médicos o es para un sector; lo cierto es que es una evasiva a enfrentar una negociación seria como la ha querido Comenenal’, dice el oncólogo.

Otra de la preocupaciones del médico es el incumplimiento de algunos acuerdos de la huelga de 2007, como la participación de Comenenal en las políticas de salud.

Con el gobierno actual, dice el dirigente, ‘tuvimos conversaciones durante un año por el bono que correspondía al aumento salarial, era lo único que le interesaba al gobierno. Les hemos escrito en varias ocasiones para que se reanuden las conversaciones de la salud pública, pero ni una cosa ni la otra’.

EXTRANJEROS EN CAMINO

La contratación bajo urgencia de los médicos extranjeros es un tema que genera inquietud. ‘Los médicos creemos que hay que hacer políticas nacionales de desarrollo del recurso humano de salud; sin embargo, aquí se improvisa, no hay incentivos para que los jóvenes se especialicen’.

Según el médico, traer extranjeros que no ganen más de lo que devengan actualmente los panameños no será atractivo para los especialistas más capacitados porque el costo de la vida en el país es elevado. ‘No sabemos si han hecho internados y a las sociedades médicas no se les convocó para determinar el perfil de esos médicos’.

Franklin Vergara, ministro del Salud, detalló que médico institucional significaría trabajar para el Estado, bien remunerado, con un horario bien establecido, con turnos presenciales y rotativos. ‘Próximamente, siguiendo instrucciones del Presidente, crearemos un número plural de becas para estudiar las especialidades médicas y quirúrgicas que requiere el país, pagadas por el Estado, para lo cual hemos dado el primer paso, que consistió en anunciarlo ante los médicos internos de la Federación de Médicos Internos y Residentes’, afirma.

Vergara explica que ‘ser especialista de una de las ramas básicas: medicina interna, familiar, siquiatría, cirugía general, pediatría, ginecobstetricia, radiología y anestesiología, requiere de un mínimo de 11 años de estudios, de sacrificios en tiempo y dinero, para mantenerse al día, para finalmente devengar $1,200 en sus inicios, y no es hasta después de 30 años que su salario supera los $3,000’.