Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nacional

Perredistas enfilan cañones contra Martinelli

Los dirigentes perredistas Samuel Lewis Navarro, ex primer vicepresidente de la República, al igual que el ex ministro Laurentino Cortiz...

Los dirigentes perredistas Samuel Lewis Navarro, ex primer vicepresidente de la República, al igual que el ex ministro Laurentino Cortizo enfilaron hoy sus cañones contra el Gobierno del presidente Ricardo Martinelli.

Ambos coinciden en que con este Gobierno se está debilitando las instituciones democráticas y se vive una situación crítica que viene minando la institucionalidad del país.

Lewis Navarro y Cortizo pidieron al presidente Martinelli evitar la confrontación y atender los problemas que aquejan a los panameños como el transporte, la inseguridad y el alto costo de la canasta básica familiar.

"El Cambio que se planteó es un engaño... él pretende tener entretenido a la opinión pública con las cosas se vienen dando, se continúa con las contratataciones directas millonarias, donde no se da ninguna explicación", criticó Lewis Navarro.

Argumentó que para que al país le vaya bien tiene que haber armonía y a su juicio, ésta se perdió por la falta de cumplimiento de las promesas de campaña de Martinelli.

Igualmente, Cortizo, con un rosario de críticas en la mano, recomendó al gobernante minimizar las confrontaciones, porque esperan en el 2014 un país estable, en crecimiento y generando empleo.

"Lo que acaba de pasar con la libertad de expresión es un golpe muy certero, severo a la institucionalidad del país", dijo Cortizo indicando que "hay desilución en el pueblo panameño".

La ex candidata presidencial, Balbina Herrera, no se quedó atrás y mostró preocupación por las reformas constitucionales que busca impulsar el presidente y el apuntó a la unión de los perredistas para lograr el triunfo en las próximas elecciones.

Tanto Lewis Navarro, Cortizo y Herrera se muestran confiados en un debilitamiento en el Gobierno lo que les permitirá arrebatarle el Palacio de Las Garzas a los oficialistas en 2014.