Temas Especiales

15 de Apr de 2021

Nacional

Pintor santiagueño plasma su arte en la UDELAS

VERAGUAS. Aristides Ureña Ramos es una persona sencilla y práctica, pero con la visión y mentalidad del entorno europeo, es un artista v...

VERAGUAS. Aristides Ureña Ramos es una persona sencilla y práctica, pero con la visión y mentalidad del entorno europeo, es un artista veragüense que se considera multidisciplinario, que con cada obra que realiza da muestras en el mundo del gran talento y valor con el que cuenta Panamá.

Se enmarca como un artista contemporáneo, consideración que a su juicio le brinda la oportunidad de desarrollar lo que más le gusta, hacer arte: pintura, cine, gravado en metal y también es escritor.

No teme decir que recibe consejos de diferentes personas, lo que cataloga como un asesoramiento; lo menciona con una clara sencillez, pero con la firmeza de que esos consejos lo ayudan a ser mejor cada vez más.

Se considera ‘un sobrevivido’, pues en su época no había escuelas de bellas artes, pero contó con el apoyo de su abuelo Samuel Ramos y de maestros que llegaban a Santiago como Adriano Herrera Barría, a quienes preguntaba y aprovechaba los consejos.

Es el cuarto de 14 hermanos. Para cuando viajó a Italia, ni siquiera conocía la capital de Panamá, su aventura más grande fue un viaje a Taboga a los 9 años, por lo que al viajar tuvo que enfrentar muchos retos, sobre todo el aspecto sentimental, pues fue difícil su adaptación en un ambiente totalmente diferente.

Nació en un hogar de padre socialista y madre religiosa, contraposición que no le afectó, sino que le dio una gran visión e impulso para continuar hacia adelante.

De pequeño, conoció los murales de Roberto Lewis y en su adolescencia vio por primera vez la Capilla Sixtina, visiones que le marcaron su vida.

Reside en Florencia, Italia, pero nació en Santiago de Veraguas, desde donde comenzó su pasión por la pintura; ahora enfrenta uno de los retos más importantes que dejarán su huella en la historia, como pocos artistas panameños ya lo han hecho.

Aristides Ureña Ramos está confeccionando un complejo muralístico en las nuevas instalaciones de la Universidad Especializada de Las Américas (UDELAS), en Santiago de Veraguas, con dimensiones, estilo y materiales nunca antes utilizados, según el propio artista, no hay similitud incluso en Centroamérica.

EL PROYECTO

Ureña Ramos relata que cuando se le llamó para este proyecto entró en crisis, porque no sabía qué hacer, por la magnitud del mismo y la importancia que representa para el país.

Explicó que como para cada artista frente a un trabajo monumental siempre hay diferentes ideas y criterios, comenzó a recibir aportes de asesores, entre estos, Carlos Francisco Changmarín, Adriano Herrera Barría, incluso, de poetas de la década de 1940, con sus ideas, escritos y frases célebres.

Entre ideas y pensamientos, confesó que le llegaron miles, pero cuando estuvo solo pudo ordenar sus pensamientos y tener una visión de qué quería en realidad y qué iba a hacer.

El punto de partida del artista veragüense fue enfocarse en la función de una universidad, para qué sirve una casa de estudios de este nivel, la influencia que brinda y el beneficio que otorga, así se sintió motivado y pudo comenzar a trabajar en este gran proyecto.

Señaló que para iniciar se imaginó un cerebro en lo alto sostenido por dos manos, que es principalmente la visión de una universidad, la que beneficia a muchas personas y jóvenes que están en busca de sabiduría y conocimientos.

Reflexionó en que la cultura moderna está dividida en tres grandes ramas: la historia, la ciencia y la lógica, y le adicionó el lenguaje, punto muy importante también en el desarrollo del mundo.

Aristides Ureña Ramos tenía cuatro paredes con 16 paños y allí se enfocó, una pared para cada rama de la vida del hombre, para así llevar el mensaje y mostrar cómo ha sido ese proceso, visualizado a través del arte.

Por el momento, ya han sido instalados los cinco paños que completan la parte de la historia, donde se ha contado la identidad y evolución panameña de una manera sencilla, llenos de mensajes y con una visión muy clara.

Mencionó que en esta sección de la historia se ven identificadas las raíces, la identidad, el memorial, la sabiduría y la historia panameña, que desde sus inicios ha ido cambiando.

En esta obra, se relata la vivencia de los indígenas, el viaje de los negros, la llegada de los españoles, la identidad que mantenemos, la historia de los personajes importantes, el desarrollo académico y la historia panameña.

En el paño del memorial, aparece en la imagen una reunión con gente del pueblo, entre estos están Omar Torrijos, Polidoro Pinzón y Victoriano Lorenzo, a su juicio, todos fueron personas muy importantes, que en su momento dejaron una gran influencia por la mentalidad que mantenían.

En los arcos, se pintaron personas importantes para la elaboración del proyecto, que va desde la construcción de las instalaciones de UDELAS de Veraguas, la naturaleza, hasta generaciones de artistas, entre los que están Carlos Francisco Changmarín y el propio Aristides Ureña Ramos. Cada representación está confeccionada con un lenguaje muy típico, propio de esa gran identidad panameña que le ha valido hasta en un entorno mucho más abierto y avanzado como es el de Europa.