Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Nacional

Pacientes cierran la Transístmica

PANAMÁ. A las diez de la mañana, David Ocálagan, presidente de la Fundación del mismo nombre, escribía los mensajes en las cartulinas. N...

PANAMÁ. A las diez de la mañana, David Ocálagan, presidente de la Fundación del mismo nombre, escribía los mensajes en las cartulinas. No sabía si se llevaría a cabo el cierre de la vía como lo había anunciado con anterioridad.

Para las once de la mañana, un puñado de integrantes de esta agrupación ocuparon la vía Transístmica, escenario de la lucha de los jubilados independientes, que cerró con una oferta presidencial para el aumento.

Ocálagan, paciente de hemodiálisis del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid, resumía los puntos del cierre de la calle así: queremos que el director de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Sáez Llorens, se reúna con nuestro grupo porque llevamos más de nueve meses solicitándole una entrevista.

También rechazaba el contrato de los 98 millones de dólares con la empresa Promed para brindar un servicio de hemodiálisis en todas las provincias para 1,500 pacientes que actualmente reciben este tratamiento en varios turnos en el Complejo, en el Hospital San Fernando y en el Hospital Santo Tomás.

Destaca que la empresa que ganó el contrato directo no tenía la experiencia para ofrecer la atención que ellos necesitan y, además, exigen que se formen por lo menos 20 enfermeras especializadas en atender pacientes con insuficiencia renal y también piden la compra de mobiliario para el pasillo donde los pacientes esperan hasta cinco horas para recibir el tratamiento.

Alexander Pineda, presidente de la Asociación de Pacientes con Insuficiencia Renal, advierte que su grupo no participó en el cierre de la calle, porque ellos se han reunido cinco veces con Sáez Llorens para saber detalles del contrato con Promed.

Pineda señala que ya esta empresa ha venido ofreciendo el servicio por tres años y medio y que lo que sí recomendaron fue que el servicio se dé con máquinas de la misma calidad que las actuales. Afirma que Ocálagan cerró ayer la vía Transístmica por problemas personales con el director de la CSS. ‘Lo que nosotros recomendamos a la Contraloría es que revisen bien los términos del contrato que incluye la construcción de un nuevo centro de hemodiálisis en la Avenida Ricardo J. Alfaro’, dijo.

Pineda, por su lado, señala que más que una queja por el servicio, lo que demandan es que no falten los medicamentos.

¿HAY INTERESES?

Guillermo Sáez Llorens, director de la CSS, dijo tras el cierre de la Transístmica que hay una persona que tiene una fundación con otros intereses. Asegura que la mayoría de los pacientes están contentos con el tratamiento que están recibiendo y que este contrato es un ahorro de más de 500 dólares por paciente para la CSS. ‘Esta misma empresa ofrece el servicio a 2,500 dólares al mes por paciente; con esta negociación, lo bajaron a 1,500. Esa persona que protesta no fue favorecida’, comenta.

En el 2011, según el Ministerio de Salud, en el país habrá 2,540 pacientes en hemodiálisis y costarán $51.9 millones; en 2012 serán 3,200 y costarán $65.4 millones; y en 2013 habrá 4,032 pacientes y costarán $82.4 millones.