Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

A precio de familia

PANAMÁ. El Juez Tercero del Circuito Penal de La Chorrera, José Hoo Justiniani, ordenó la separación del alcalde de Chame, Euclides Mayo...

PANAMÁ. El Juez Tercero del Circuito Penal de La Chorrera, José Hoo Justiniani, ordenó la separación del alcalde de Chame, Euclides Mayorga, mediante resolución de 28 de enero de 2011, tras una solicitud de la Fiscalía Tercera Anticorrupción.

La decisión del juez se fundamentó en las irregularidades que se detectaron durante una auditoría que realizó la Contraloría General de la República, en donde se registró un supuesto perjuicio económico al erario municipal de Chame, superior a los 100 mil dólares.

El jueves 6 de noviembre de 2008, La Estrella publicó un artículo titulado ‘A precio de familia’, donde se reseñaron algunas anomalías.

Hoy reproducimos el texto completo del artículo firmado por R.M. Koster y Humberto De León.

ARTÍCULO COMPLETO

Mientras que el valor de bienes raíces sube por todo Panamá, hay baratillo en el distrito de Chame.

El alcalde panameñista Euclides Mayorga Lorenzo vende tierras municipales a precios de ganga.

En abril, un bello lote en toda la Interamericana por Bejuco se fue volando a 25 centavos el metro cuadrado.

Así dice la escritura de la venta: $.122.35 por 490 metros cuadrados.

Según la Lic. Natasha Sucre, de Inversiones Natasha, una prestigiosa empresa de bienes raíces, el precio de mercado de un terreno interiorano, donde hay luz, agua y camino de asfalto, debe ser entre $20 y $25 el metro cuadrado.

El Lic. Alejandro Castillero, gerente de Cascor Realty de Chitré, confirmó esta opinión. ‘No puedo imaginar por qué el municipio vendería tan barato’, dijo.

LOS CLIENTES DE MAYORGA

La escritura anota que el comprador se llama Oswaldo Fernández Lorenzo.

Una secretaria del alcalde, una joven llamada Hilda, dijo a La Estrella que es hermano del alcalde y empleado del municipio.

El lote que compró en Bejuco está en frente de la casa donde vive.

Según Luis Zamora, quien representa la comunidad de Cabuya en el Consejo Municipal de Chame, el baratillo comenzó con el Mercado Público de Bejuco, un depósito de techo alto en un lote modesto a una cuadra de la Interamericana.

Los campesinos vendían productos allí los fines de semana.

Un buen día, en agosto del 2003, amaneció con candado.

El alcalde Mayorga lo había vendido a un señor de ascendencia asiática llamado Fat Yit Chen.

Desde entonces, los campesinos han tenido que desplegar sus productos en el suelo al aire libre, y si llega un aguacero, adiós ventas.

Bueno, el campesino panameño está acostumbrado a recibir golpes. Uno más no es gran cosa.

La escritura de la venta indica que el lote es de 251,842 metros cuadrados y el precio pagado: $251.38, valor que declara el Municipio de Chame haber recibido de su entera satisfacción.

LA COMPLEJA CUESTIÓN DEL PRECIO

En 2006 la presidenta del Consejo Municipal, Alicia de Concepción, denunció la venta ante el contralor de la República, ya que se había realizado sin la aprobación de la Comisión de Tierras.

En julio del 2007, una auditoría determinó que el municipio no cobró hasta el 6 de marzo del 2007, cuatro años después de la venta, y que recibió la suma de $1,512 en concepto de pago.

Aquella suma pondría el precio del lote en seis dólares el metro cuadrado en vez de uno.

Para explicar la discrepancia entre la escritura y la auditoría, La Estrella llamó al comprador.

Íbamos a preguntarle cuánto pagó, pero el señor Chen no tuvo nada que decirnos, ni en chino.

Una consulta del Registro Público reveló que desde agosto del 2007 el alcalde Mayorga Lorenzo ha vendido tres lotes municipales al señor Chen al lado de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Chame.

Según las escrituras, dos de ellos, de 9,519 y de 5,000 metros cuadrados, respectivamente, se fueron en un dólar el metro.

En la última venta, fechada el 4 de abril de este año, el señor Chen recibió un precio de familiar.

El terreno es de una hectárea, y costó no más que $2,500; es decir, 25 centavos el metro.

Vale también mencionar un cuarto lote en el mismo lugar que el alcalde vendió el 10 de julio pasado a la señora Mei Mei Mock, la esposa del señor Chen. Es de 4,308 metros cuadrados y se vendió en $1,357, a 31 centavos el metro cuadrado.

El capitán Jaime Fábrega, ex director del Servicio Aéreo Nacional, dijo a La Estrella que la pista de aterrizaje de Chame es la más larga y segura entre Howard y Río Hato.

LOS MEJORES TERRENOS

El sitio de internet: encuentro24.com tiene un anuncio de un terreno en venta a 300 metros del aeródromo de Chame, cuya dueña pide $40.00 por el metro cuadrado.

Las compras del señor Chen y su esposa parecen muy inteligentes, y en marzo de este año el señor Oswaldo Fernández Lorenzo también compró un terreno municipal en el lugar.

Su lote es de 1,492 metros cuadrados en la calle del aeropuerto al este de la pista.

Pagó $373.00; es decir, al precio de siempre, 25 centavos el metro.

LA VERSIÓN DE MAYORGA

El alcalde Mayorga accedió a hablar con La Estrella en el Palacio Municipal de Chame en la mañana del martes 21 de octubre.

Esa misma mañana le preguntábamos si las 10:00 sería buena hora. Él respondió: ‘Sí, sí’.

Llegábamos unos minutos antes de la hora.

Esperamos 25 minutos mientras que él atendió adentro a las seis personas que habían llegado antes que nosotros.

Entonces salió y cruzó la antesala rumbo a Gorgona. —¿No va Ud. a atender a La Estrella?’ le preguntamos.

‘Sí, sí,’ dijo.

Dio la vuelta y regresó a su oficina. Después de cinco minutos de espera, preguntamos a una de las tres secretarias, la que se llama Hilda, cuándo nos iba a recibir el señor alcalde.

— ‘¡Oh, no!’, dijo la joven. ‘Ya se fue para Gorgona’. Se nos había escapado por la puerta de atrás.

El señor Euclides Mayorga Lorenzo está en su tercer período como alcalde del distrito de Chame.

Según los lugareños, pretende buscar su reelección. En su tierra le han apodado ‘Sisí’, porque siempre dice sí a todo el mundo. Siempre dice sí, pero no siempre cumple.

Lamentamos no poder hablar con él. Tuvimos varias preguntas que hacerle.

En verdad, hubiéramos quedado contentos con una sola respuesta: si era posible incluirnos en su baratillo.