Temas Especiales

25 de May de 2022

Nacional

Hurtan la corona de la Inmaculada

PENONOMÉ. Sorprendidos y dolidos están los penonomeños devotos de la Inmaculada Concepción tras enterarse ayer en horas de la mañana que...

PENONOMÉ. Sorprendidos y dolidos están los penonomeños devotos de la Inmaculada Concepción tras enterarse ayer en horas de la mañana que la corona bañada en oro de la Virgen había sido sustraída de la cabeza de la imagen, ubicada en al altar mayor de la Catedral San Juan Bautista.

‘Es un irrespeto a la religión católica y al pueblo penonomeño que haya pasado esto en un pueblo tan católico y tan devoto, ante todo, de la Inmaculada, que es nuestra patrona’, comentó la profesora jubilada Bertina Chong con voz entrecortada al enterarse de la noticia que recorría la ciudad de boca en boca.

En efecto, ayer se confirmó el hurto de la tiara cuando unidades de investigación policial realizaban en el altar y otras secciones internas del templo, las experticias correspondientes que pudieran dar pistas de esta profanación.

Probablemente el hecho, según fuentes de la parroquia, ocurrió el día domingo, pero hasta el día lunes, sin mayor alarma, se acrecentó la sospecha del despojo de la corona de la virgen, que para ayer martes ya fue oficialmente denunciado ante las autoridades.

Una de las devotas que concurre habitualmente observó el domingo con curiosidad el detalle de la falta y comunicó a personal de la Casa Cural, que procedió con el sacerdote de turno a interrogarse sobre lo sucedido, sin lograr una explicación lógica de la desaparición de esta pieza que forma parte de la venerada efigie católica de la patrona religiosa de Penonomé.

Eduardo Domingo dijo que se requiere un celador pagado por todos los feligreses para que esto no vuelva a ocurrir. ‘Está cambiando la cultura, esto es una pérdida terrible’, acota.

Mientras, Neiva de Harari, devota de la Inmaculada, dijo que es una lástima que personas que no tienen ningún conocimiento de la devoción hurten y cometan ese irrespeto, pide que devuelvan la corona y busquen el arrepentimiento.

La Iglesia San Juan Bautista de Penonomé fue cerrada ayer durante todo el día, pero sus puertas abrieron a las 6:30 de la tarde, para dar paso a la celebración de la Santa Misa. Sus feligreses también programaban una vigilia, como desagravio al hurto de la corona de su patrona, la Inmaculada Concepción, afirmó Viodelda Suárez.

COLABORACIÓN DE DANIEL RODRÍGUEZ SOLANILLA