15 de Ago de 2022

Nacional

Nace un nacionalista

Radicado en Colón, en la plantilla del Instituto Abel Bravo, ya Eladio se agitaba en los grupos estudiantiles, que por los 40s se opusi...

Radicado en Colón, en la plantilla del Instituto Abel Bravo, ya Eladio se agitaba en los grupos estudiantiles, que por los 40s se opusieron al Convenio Flios – Hines con el cual los EEUU pretendía instalar todavía más bases militares en el territorio panameño. Dice que ese sentido nacionalista fue lo que al poco tiempo le motivó a unirse a la policía, entidad en la que fungió por casi dos décadas, primero como agente y más tarde como inspector del departamento de investigación policial. Nunca llegó a ganar más de 100 dólares mensuales en la policía.

Luego del golpe militar de 1968, Eladio se sumó a la del que salió decepcionado durante la presidencia de Ernesto Pérez Balladares, al ver insatisfechos unos nombramientos que nunca llegaron. A partir de 2001 se convirtió en una persona pública, a través de la lucha de los jubilados y sus controversiales cierres de calle.

Las protestas de los jubilados que encabeza Eladio son de lo más originales. Por lo general ponen una olla común y cocinan en fogón en plena Vía Transístmica. Traen instrumentos musicales, típicos en su mayoría y forman literalmente el tamborito. E incluso, en una ocasión le tendieron una trampa a un motociclista que rompía el cerco de abuelitos.