17 de Oct de 2021

Nacional

Ministro habla de un resentido, un paranoico y un fracasado

El Ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, habló la mañana de este jueves sobre las criticas que dijo haber estado recibiendo por parte...

El Ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, habló la mañana de este jueves sobre las criticas que dijo haber estado recibiendo por parte de miembros de la sociedad civil, partidos de oposición entre otros, sobre su gestión a cargo del Ministerio de Seguridad, al tiempo que dijo sentirse muy conforme con su trabajo.

Después de las declaraciones que diera en TVN Noticias el exdirector de la ya inexistente Policía Técnica Judicial, Jaime Abad, donde le sugirió al presidente de la República, Ricardo Martinelli que saque la mano peluda de los organismos de seguridad del Estado, el Ministro Mulino dijo que "Abad es un resentido" y que anda arrastrando la manta desde hace tiempo ", mientras señaló que no se ha militarizado la Policía.

Agregó en TVN, que Abad se equivoca cuando dijo que hay acefalía en los estamentos de seguridad. Negó que exista una cadena de mando, en la que el Presidente es la cabeza, y el jefe posterior él.

Siguiendo con las repuestas hacia los que constantemente critican su gestión, mencionó que los que tiene la opinión calificada en diversos temas, son los mismos de siempre; destacando a Juan Jovane, de quien dijo es "un comunista fracasado... que fracaso en Nicaragua".

Otro de los que no se salvo, fue el miembro de la sociedad civil, Mauro Zuñiga quien recientemente denunció una propaganda del partido Cambio Democrático donde aparecía. "Zuñiga es un paranoico, no sé que le hicieron cuando lo secuestraron", dijo Mulino, quien aseguró que él, no ha cambiado ninguno de sus principios, respondiendo a los señalamientos del miembro de la sociedad civil en el sentido que se había olvidado cuando era civilista y ahora iba a arremeter contra todo el que hablara contra el Gobierno.

Referente al cambio de Gabinete, el ministro hizo énfasis en que el presidente tiene que gobernar con quien se sienta más cómodo y que no sabe si será parte de los cambios del próximo 1 de julio. Destacó que Martinelli es su amigo antes de ser presidente y que si sigue formando parte del gobierno, juntos van a echar para delante a este país. Consideró que absurdo que entre ellos no haya confianza, como señalan.

"Pueden criticarme todo lo que quieran, decirme ladrón", dijo mientras comentaba que su salario en el gobierno es donado a obras sociales que realiza su esposa y que a pesar de las criticas, seguirá haciendo todo lo que este a su alcance por Panamá.

Por otra parte anunció que es una realidad la fusión de Aduanas y Migración, pero que en estos momentos se “hace una limpieza en la casa y se seguirá limpiando”.