Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Nacional

Martinelli: Que interesante es conversar y aprender del expresidente Lula

El presidente de la República, Ricardo Martinelli y el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, considerado por la revista Tim...

El presidente de la República, Ricardo Martinelli y el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, considerado por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2010, se reunieron en suelo panameño.

Lula dictó una conferencia magistral en un encuentro privado auspiciado por la constructora brasileña Norberto Odebrecht, que realiza varios proyectos de infraestructura en Panamá, como la ampliación de la millonaria Cinta Costera.

Martinelli y Lula da Silva asistieron a la Cinta Costera, ubicada en avenida Balboa, para la inauguración de la segunda etapa de esta obra e hicieron un recorrido por el parque de la interconexión donde se abrazaron y rieron gustosos.

"Que interesante es conversar y aprender del expresidente Lula", escribió Martinelli en su cuenta en la red social Twitter.

Martinelli ha tenido acercamientos con mandatarios del ala socialista de América, ya el viernes 13 de mayo estuvo en Quito, reunido con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien ejecuta el "Gobierno de la Revolucion Ciudadana"; el martes 5 de julio próximo irá a Venezuela para reunirse con el presidente Hugo Chávez, férreo detractor de Washington.

Sin embargo, se mantiene alejado del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega - amigo de Chávez - a quien le restó apoyo en noviembre de 2010 en el conflicto fronterizo con Costa Rica y le pidió sacar sus tropas de suelo costarricense.

Acercamiento con Genaro

Lula da Silva (2003- 2011), quien se encuentra de visita en tierras panameñas, ya se reunió con Genaro López, exsecretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS), la mayor agrupación de obreros y la más beligerante de Panamá.

López, según se ha comentado busca la Presidencia de la República de Panamá por intermedio del partido político de Frenadeso, un pasaje parecido al que hizo Lula da Silva cuando se alzó por el Partido de los Trabajadores de Brasil, saliendo de abajo ya que desde chico fue limpiabotas, a los 14 años consiguió un puesto en una metalúrgica y como dirigente sindical gestó huelgas que lo llevaron a prisión.

En enero de 2011, Lula da Silva le traspasó el mando a la candidata de su propio partido, Dilma Rousseff.

El jueves 19 de mayo, el expresidente brasileño afirmó que la izquierda latinoamericana ha gobernado con "más competencia" que la derecha, durante el Foro de Sao Paulo en Nicaragua, donde el presidente nicaragüense anfitrión centró su discurso en Libia.

Martinelli durante su primer discurso el 1 de julio de 2009 afirmó que movería el "péndulo ideológico" en América Latina para tratar de que los gobiernos izquierdistas perdieran el poder, pero alzó la mano de Correa y elogia a Lula da Silva.

"Tengo la dicha de ser su amigo... es un hombre que ha luchado por su país...debería ser el presidente del mundo", fue parte del elogio de Martinelli a Lula da Silva.