23 de Oct de 2021

Nacional

Las leyes que nunca llegan

PANAMÁ.. Haydeé Milanés De Lay es el caso emblemático de la apatridia en Panamá: quedó sin papeles por una disputa política. Sin embargo...

PANAMÁ.. Haydeé Milanés De Lay es el caso emblemático de la apatridia en Panamá: quedó sin papeles por una disputa política. Sin embargo, como era legisladora, logró que el Tribunal Electoral modificara ciertas normas para devolverle su identidad. Esas leyes no solucionaron los problemas de los verdaderos apátridas del Darién, pero el caso puso en el radar del Estado la problemática.

El 30 de marzo pasado se promulgaron las leyes 28 y 29, que aprueban las Convenciones Internacionales de 1952 y 1961 sobre el estado de los apátridas en el mundo. El primer paso hacia una regularización. Sin embargo hay un debate que no se resuelve entre apatridia y subregistro. Nathalie Karsenty, representante de ACNUR, explica que ‘en Panamá no se puede hablar de apatridia pura. Las personas indígenas que no son registradas al nacer y no pueden comprobar su nacionalidad se acercan a una situación de apatridia. Ahora que existen las leyes falta establecer los mecanismos para estudiar estos casos, que por ahora son considerados situaciones de subregistro’. Iván Guerra, subdirector nacional de Registro Civil, concuerda con ACNUR pero agrega que el problema del subregistro; es decir, de la gente que nace y crece sin registrarse, es ‘que Registro Civil no puede inscribir a estas personas si no acreditan su nacimiento en el territorio’. Para la hermana Cristina, del vicariato de Darién, ‘por el mal manejo de la logística de las instituciones estatales no se ha hecho justicia con esta gente’.