19 de Oct de 2021

Nacional

¿Se complica la situación en el Rubiano?

De los días de tranquilidad en que el Instituto Rubiano recibía a ciento de estudiantes para tomar sus clases, hoy el panorama ha cambi...

De los días de tranquilidad en que el Instituto Rubiano recibía a ciento de estudiantes para tomar sus clases, hoy el panorama ha cambiado ante la defensa de varios profesores a favor de colegas que han sido supuestamente destituidos sin motivos por MEDUCA.

Y es que el termometro no se ha enfriado cuando la temperatura sube casi a punto de ebullición en el Instituto Rubiano con la supuesta destitución de otro docente -Abdiel Becerra-, que al parecer se suma a la lista de espera junto a Andrés Góndola para volver a trabajar en un centro educativo.

Colegas del Instituto Rubiano del cual ambos docentes, ya no forman parte, han declarado un paro militante, después de haber visto la resolución que se le deo a Becerra, donde según ellos, dice claramente que fue destituido y no removido, como alegan Elizabet Gil de Solís, directora del centro y Luis Peralta, director regional de educación.

"Punto de partida" La piedra en el zapato comenzó hace algunos días cuando el profesor Andrés Gondola -miembro de la Coordinadora de Unidad Magisterial- fue destituido, tras viajar sin permiso a una capacitación docente en Costa Rica y ausentarse del centro educativo por varios días afectando a mas de 300 estudiantes, según una nota de prensa titulada "última hora", emitoda por MEDUCA.

La entidad rectora de la educación sustentó sus razones en el al artículo 204 de la ley 47 de 1946 Orgánica de Educación donde se estipula que todo miembro del personal docente que abandone su puesto perderá el sueldo del mes en que comete la falta, el sueldo de vacaciones que le corresponda y no podrá reingresar al ramo en el curso del año lectivo. Se considera "abandono del puesto" la ausencia injustificada y sin permiso por espacio de una semana.

Sin embargo, ante estos señalamientos de MEDUCA, Góndola no quiere dar su brazo a torcer ante la idea de que ya no forma parte del Instituto, alegando que contaba con los permisos para el viaje. Pero las autoridades educativas le han reiterado varias veces que el permiso nunca se dio, incluso la ministra Molinar le negó el viaje porque ya había hecho lo miso con otros educadores, por lo que estaba en él, si asistía o no, pese a las consecuencias que podían salir sobre la marcha como la perdida de su trabajo.

Después de la destitución Pero Góndola no está sólo, detrás de él, hay quienes se oponen a la medida adoptada por MEDUCA. Además Becerra cuenta con el apoyo de los demás profesores del Rubiano.

La situación se ha extendido. Otros gremios docentes que apoyan el reintegro de Góndola, dicen que todo es parte de una persecución.

Incluso ha exigido su reintegro como uno de los puntos en reuniones con las autoridades de educación, pero la Ministra Lucy Molinar ha reiterado que no hay vuelta atrás sobre la acción tomada.

¿Y los estudiantes? Pese al llamado de paro militante, Gil de Solís, manifestó que las clases son normales en el plantel.

Además aclaró que el profesor Becerra no fue destituido sino que se le ordenó regresar a la escuela original, por lo que desde hoy, él ya no pertenece al Instituto Rubiano.

Confusión Gil de Solís declaró ante TVN, que todo el descontento de los profesores es producto de una confusión, porque dos abogados del MEDUCA notificaron ayer al docente Becerra sobre una resolución que establecía su retorno a la escuela original, lo que coincidió con la salida de los estudiantes.

Becerra había sido trasladado al Rubiano por un caso abierto en su contra, pero la directora dijo desconocerlo.

Por otra parte, para hoy los docentes realizarán una asamblea a las 11 de la mañana para determinar las acciones a seguir, dijo a los periodistas el profesor Ortega, vocero del grupo.