10 de Ago de 2022

Nacional

Cuencas hidrográficas en estado de emergencia

CHIRIQUÍ. Tras un recorrido en helicóptero por donde están ubicados los ríos Chiriquí Viejo, Palo Alto y Caldera, en la provincia de Chi...

CHIRIQUÍ. Tras un recorrido en helicóptero por donde están ubicados los ríos Chiriquí Viejo, Palo Alto y Caldera, en la provincia de Chiriquí, el director del Sistema Nacional de Protección Civil, Arturo Alvarado, pudo conocer las condiciones en las que se encuentran varios puntos de estas cuencas, ya que representan un peligro para la población cuando aumenten las crecidas del los mismos y dijo que solicitará al presidente de la República, Ricardo Martinelli, que declare en estado de emergencia estas cuencas hidrográficas por representar riesgos para la población y áreas productivas.

El doctor Alvarado recomendó que se realicen de forma urgente los trabajos de adecuación para mitigar los riesgos en estas cuencas, ante la llegada de la época en que llueve más en las áreas montañosas de la provincia y que años anteriores han dejado pérdidas por las crecidas de los ríos.

De acuerdo con el funcionario, se pudo determinar que luego de un sobrevuelo en Cerro Punta, Bugaba, Renacimiento y Boquete con el fin de inspeccionar las principales cuencas de los ríos Palo Alto, en Boquete; y Chiriquí Viejo, en Cerro Punta; se pudo conocer las condiciones en que se encuentran estos cauces.

Alvarado De Icaza dijo que existen varios puntos poblados y de producción donde se requiere hacer trabajos para proteger a los habitantes cuando ocurren fuertes crecidas de los ríos.

Añadió que presentará en el próximo consejo de gabinete al presidente de la república y al ministro de Obras Públicas, Federico Suárez, un informe para que se tome la decisión de decretar el estado de emergencia de ambas cuencas chiricanas.

En tanto, José Donderis, director regional del Sinaproc, afirmó que un aproximado de 600 viviendas en Palo Alto de Boquete están ubicadas en este sector y podrían verse afectadas por futuras inundaciones.

Donderis agregó que en el caso del río Chiriqui Viejo, unos mil habitantes ubicados en las poblaciones cercanas en Cerro Punta, Bugaba y Renacimiento podrían ser afectadas por las crecidas.

Por su parte, Manolo Ruiz, alcalde de Boquete, señaló que se está trabajando en conjunto con la comunidad, voluntarios y ambientalistas en aquellos puntos en donde los ríos Palo Alto y Caldera representan un peligro para los pobladores para evitar situaciones que los pongan en riesgo.