27 de Nov de 2022

Nacional

Delatar corrupción le costó muy caro

PANAMÁ. Ruben Darío Argüelles es de esas personas que no divagan al hablar. Piloto de profesión y militar de formación, llegó a ser, ent...

PANAMÁ. Ruben Darío Argüelles es de esas personas que no divagan al hablar. Piloto de profesión y militar de formación, llegó a ser, entre septiembre y diciembre de 1999, director del Servicio Aéreo nacional (SAN).

Para Marzo de 2011 ya tenía un año de jubilado y un buen día se encontró con la desagradable sorpresa de la congelación de su cuenta de ahorros en el HSBC.

La había creado cuando el Estado decidió pagar a través del Sistema ACH y no sabía que estaba metido en un grave problema.

La acción obedeció a una orden del Tribunal de Cuentas, que lo investiga en un proceso presentado 10 años antes, por una denuncia que él mismo impulsó.

LA DENUNCIA

La denuncia la presentó Argüelles en la Contraloría junto al capitán Carlos Herrera. En el año 2000 el piloto fue reemplazado al frente del Servicio Aéreo por el abogado Máximo Carrizo. Lo destituyeron y en el 2001 denunció que helicópteros particulares eran ‘gaseados’ en las estaciones del SAN. Argüelles y Herrera aseguraban que en unas 60 misiones de naves privadas se había ordenado que el SAN les llenara el tanque.

SORPRESA

Tras el escándalo, se decidió que no se suministraría más combustibles a naves privadas en el SAN.

Sin que Argüelles supiera más del caso, Carrizo, que siguió al frente del SAN durante la investigación de la Contraloría, lo incluyó a él y otros uniformados en el caso, asegurando que todos habían dado órdenes similares a las denunciadas.

Así fue como 10 años después el Tribunal de Cuentas que heredó los casos de la Dirección de Recuperación Patrimonial de la Contraloría, tenía a Argüelles en la mira.

NUEVOS ERRORES

‘¡Lo que me ha costado!’ dice Argüelles, y acto seguido asegura que él no es el único y que ‘hay otros como el ex comisionado Marcos Castillo a quien le secuestraron una cuenta firmada por él pero que es propiedad de su mamá’, agrega.

Argüelles denuncia tmbién que el Tribunal de Cuentas no ha querido escucharlo. ‘Actúan de manera irresponsable’, dice sin reparos. Se sustenta en que no hay en el expediente algo que certifique que él fue notificado del caso, además aportó las pruebas de que Carrizo falsificó evidencia en el reporte que presentó cuando era investigado, ‘yo le presenté todo eso en un recurso de nulidad y no han querido escucharme’, dice evidentemente molesto por la situación.

Incluso, otros compañeros han presentado recursos de inconstitucionalidad y en el Tribunal de Cuentas, en lugar de pasar el caso a la Corte Suprema de Justicia, se atrevieron a resolver el tema, y ellos no tienen la competencia. Eso es injusticia’, añade... ‘Yo le ahorré plata al Estado y ahora me están cobrando’.