26 de Feb de 2020

Nacional

Bomberos con déficit histórico

PANAMÁ. Las finanzas del benemérito Cuerpo de Bomberos de Panamá ‘están en llamas’ y aunque las luces de emergencia están encendidas, la...

PANAMÁ. Las finanzas del benemérito Cuerpo de Bomberos de Panamá ‘están en llamas’ y aunque las luces de emergencia están encendidas, la oscuridad del agujero económico no da tregua por el momento. La entidad puede terminar el año con un déficit de un poco más de 18 millones de dólares.

Las cifras no cuadran en un informe financiero de la institución: las recaudaciones proyectadas hasta diciembre próximo son calculadas en un poco más de 10 millones de dólares, pero las cuentas por pagar, incluyendo planilla (6.2 millones de dólares), superan los 25 millones de dólares.

La matemática no cuadra y para realizar algunos ajustes, la Dirección General, a cargo de Pablo Tuñón, transfirió fondos del 5% de Seguros Contra Incendios, que estaban en las cuentas de algunos cuarteles del interior del país, a la cuenta común de la entidad.

En total fue un poco más de un millón de dólares que se transfirieron. El cuartel de Bugaba, Chiriquí, y el de La Chorrera fueron a los que más se les quitó: 625 mil 162 dólares y 275 mil dólares, respectivamente.

Los cuarteles de Penonomé, Capira y Santa María (Herrera) han corrido la misma suerte. La transferencia era para cubrir pago de planilla. El renglón de salario es precisamente uno de los cuestionamientos que se le hacen a Tuñón, que al llegar a la institución se aumentó de 3 mil dólares (que ganaba el antiguo director) a 6 mil dólares mensuales. También fijó salarios a los directivos entre 2 mil a 4 mil dólares.

En medio del oscuro panorama, el Cuerpo de Bomberos de Panamá solicitó un presupuesto de 40 millones de dólares para el 2012, pero en la Asamblea Nacional le recortaron 14 millones de dólares.

Pero, Tuñón dice con optimismo que con créditos extraordinarios se podrían ‘emparejar’ las finanzas de la institución del próximo año.

Sobre el uso de los fondos del 5% para el pago de planilla, alega que con la creación de la Ley 10 de marzo de 2010, que reestructuró el Cuerpo de Bomberos de Panamá, permite pasar esos fondos a la cuenta común de la entidad.

Aclaró que los fondos son destinados a gastos específicos, como la compra de equipos, cuando se requiere adquirir equipos o arreglar un cuartel lo hace del fondo común de la entidad.

Para Tuñón, la génesis del problema financiero es que el año pasado, en medio de la transición a la nueva entidad, no se pudo hacer un presupuesto y se trabajó con el del año anterior.