Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Nacional

Se amplían las brechas sociales

PANAMÁ. La región centroamericana parece no aprender de su propia historia; dictaduras y guerrillas. Su desarrollo social se ha visto ob...

PANAMÁ. La región centroamericana parece no aprender de su propia historia; dictaduras y guerrillas. Su desarrollo social se ha visto obstaculizado, sin ver crecimiento próspero en estos países.

Ese desarrollo social centroamericano se ha visto en los últimos años marcado por avances que no terminan de ser suficientes. En el plano educativo, la mortalidad infantil y esperanza de vida se muestra un incremento para algunos países, mientras que la creciente violencia ha convertido a la región en la zona más peligrosa de Latinoamérica.

Así lo dio a conocer el Cuarto Informe del estado de la Región 2008-2010 presentado en Costa Rica recientemente, donde proyecta una realidad preocupante sobre la insuperable desigualdad y brechas sociales que afectan a la población centroamericana y que generan una serie de flagelos.

Lo presentado en el informe señala que durante el 2009 y 2010 la tasa regional de homicidios por cada mil habitantes, se situó por arriba de 40 por ciento.

LA DEBILIDAD DE PANAMÁ

Según informes de organismos internacionales, Panamá goza del mejor crecimiento económico y es uno de los países que más aporta en educación para sus habitantes; no obstante, al comparar los avances en el tema con Costa Rica, no tiene resultados favorables que apuntan a una buena educación. A pesar de que todos los países muestran ciertas mejoras en la cobertura educativa —sobre todo de preescolar y secundaria—, las brechas continúan siendo de importancia, puesto que a excepción de Costa Rica y Panamá, más del 50% de los niños y niñas no asiste a las aulas de preescolar, indicó el informe.

Alida Spadafora, directora ejecutiva de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza, intervino con datos en el documento y explicó que Panamá, dentro del contexto centroamericano está junto con Costa Rica mejor parado en el tema de salud, pobreza, desnutrición y educación. Sin embargo, con el tema de la violencia hemos visto que los países más hacia el norte tienen cifras de criminalidad elevadas. ‘Me llamó la atención que Nicaragua cuenta con cifras más bajas de violencia que Panamá, siendo un país con un nivel de desarrollo más bajo, eso es preocupante’, indicó Spadafora.

‘Es positivo reconocer estos datos porque nos indican que en el tema de la calidad educativa tenemos que mejorar para ser más competitivos y alcanzar un desarrollo pleno’, añadió

Pare el informe, los analistas tomaron en cuenta factores como la demanda ciudadana por la inclusión, voluntad política, poder infraestructural del Estado y ejercicio de poderes fácticos. Por parte de Panamá en este trabajo participó Angélica Maytín, de la Fundación para la Libertad Ciudadana; y el empresario Stanley Motta.