Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Nacional

Últimas horas del exgeneral Noriega en París

A pesar de toda la Noticia que Manuel Antonio Noriega ha generado internacionalmente, antes, desde y después de ser capturado por los es...

A pesar de toda la Noticia que Manuel Antonio Noriega ha generado internacionalmente, antes, desde y después de ser capturado por los estadounidenses, su extradición a Panamá no generó ningún tipo de reacción entre los habitantes de la romántica ciudad de París, Francia.

Tras dos años de permanencia en la prisión La Santé, para presos VIP, el operativo policial dispuesto para el traslado se advirtió más por los pocos minutos que retrasó el tránsito en el Distrito del Observatorio, en la orilla izquierda del Sena, que por el ‘Hombre’ desplazado, describe el enviado especial de La Estrella, Errol Cabellero.

París fue la ciudad predilecta de Noriega, urbe de donde salió habiendo conseguido apenas unos minutos en los canales de noticias franceses. Pero su extradición no causó mayor revuelo. En los diarios locales del domingo y lunes aparecieron las últimas informaciones relacionadas con la cumbre climática de Durban entre otros temas donde él no tenía nada que ver.

Apuestan a que no serían encontrados

Antes de que despegara el vuelo que llevaría al señor Manuel Noriega al aeropuerto de Barajas en Madrid, Errol logra ver la entrada del Hotel Belmont a un hombre moreno que portaba un jacket negro con una insignia en la que se podía leer ‘Proteger y servir’, conocido lema de la Policía Nacional de Panamá, cuando este atravesó el lobby.

Luego adentro del hotel, salen en escena el procurador general de la Panamá, José Ayú Prado, y el director de asuntos jurídicos de la Cancillería panameña, Vladimir Franco. Y de manera jocosa, Pado le dice a Franco “me debes plata’, pues ambos apostaron a que los periodistas panameños no encontrarían el lugar donde se hospedaban.

Conversación entre Franco y Noriega en La Santé

‘Mi conversación con Noriega fue muy escueta. Sólo le planteé cómo se iba a hacer el traslado. No me manifestó nada que revelara algún tipo de emoción sobre su retorno a Panamá. Fue una reunión de unos cuantos minutos’, expresó Franco.

‘La extradición se logró gracias a un tema de reciprocidad entre los dos países, al no existir todavía un tratado de extradición entre Panamá y Francia’, puntualizó.

(Lea la historia completa en la edición impresa).