Temas Especiales

23 de May de 2022

Nacional

Urge definir diseño de puente en Panamericana

CHIRIQUÍ. Pese a que el proyecto de diseño y construcción para la rehabilitación y ensanche de la carretera David-Dolega-Boquete, en la ...

CHIRIQUÍ. Pese a que el proyecto de diseño y construcción para la rehabilitación y ensanche de la carretera David-Dolega-Boquete, en la provincia de Chiriquí, avanza al ritmo esperado, en el camino se han encontrado con algunos inconvenientes que aún no han sido superados, aunque ya han transcurrido más de 15 meses desde que iniciaron los trabajos.

El ingeniero Abelardo Guillén, supervisor de proyectos para la provincia de Chiriquí y Bocas del Toro de la Dirección Nacional de Inspección del Ministerio de Obras Públicas, señala que todavía no se ha podido llegar a un acuerdo sobre el diseño del puente que debe construirse sobre la importante vía.

Explica que en la propuesta inicial que realizó el contratista que desarrolla el proyecto, la empresa Constructora Urbana, S.A. (CUSA), se contemplaba un puente vehicular de dos vías, cuyo costo era de unos tres millones de dólares; sin embargo, no ha gozado de la aprobación de la Cámara de Comercio de Chiriquí y otras organizaciones, las cuales han propuesto un ‘puente tipo trinchera’, cuyo costo se calcula en 11 millones de dólares.

Para Guillén esta propuesta no es más que ‘una alcantarilla de cajón, piloteada en sus extremos para poder soportar una losa por la cual se va a transitar’.

Al funcionario le preocupa que pasa el tiempo y el tema aún no ha sido definido.

Guillén explica que el puente sobre la Panamericana debería construirse pronto, toda vez que el proyecto incluye la construcción de una carretera nueva; así como la rehabilitación de la carretea existente, que hace necesario el levantamiento de todo el pavimento, ampliar los puentes.

Este trabajo sólo se puede hacer cuando podamos desviar el tránsito a la carretera nueva, lo que se tiene previsto hacer en enero o febrero del próximo año, dijo.

La nueva estructura es una demanda de la población, debido al flujo vehicular que se produce hacia los distritos de Boquete y Dolega, debido al crecimiento poblacional que en los últimos años han venido registrando ambas regiones.

OTROS INCONVENIENTES

Guillén reconoció que hay algunas situaciones que afectan el desarrollo de los trabajos, como la ubicación de instalaciones públicas y privadas dentro de la servidumbre donde se está proyectando la ampliación.

En ese sentido, dijo se refirió a los postes que sostienen los tendidos eléctricos entre David y Boquete, que según explicó, están afectando en cierta medida el desarrollo y avance del proyecto. Agregó que ha tenido acercamiento con las empresas, tanto por el tema de la postería como por el cableado.

‘Con cada una hay que hacer un trámite y son un poquito complicados. No es tan fácil’, adelantó.

La obra ha sido catalogada como uno de los proyectos imperdonables por la administración de Ricardo Martinelli. La misma presenta un avance del 47 por ciento aproximadamente y deberá entregarse —según lo previsto— en noviembre de 2013.