Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Nacional

Caos social y político de alcance internacional

CHIRIQUÍ. Las aspiraciones de grupos indígenas de contar con una ley especial que prohíba la exploración y explotación en la comarca Ngö...

CHIRIQUÍ. Las aspiraciones de grupos indígenas de contar con una ley especial que prohíba la exploración y explotación en la comarca Ngöbe Buglé, ha provocado una profunda crisis que amenaza con agudizarse aún más.

Más de 60 organizaciones sociales e indígenas internacionales salieron a respaldar las protestas Ngöbes que ya entran en su sexto día. La falta de diálogo dibuja un futuro incierto.

Ayer nuevamente viajó a la provincia e Chiriquí, una comitiva del gobierno encabezada por los ministros, Ricardo Quijano y Jorge Fábrega, de las carteras de Comercio y Gobierno, respectivamente, así como los diputados Fernando Carrillo y Raúl Hernández, quienes llegaron al aeropuerto internacional, Enrique Malex, y luego se trasladaron a la gobernación de esta provincia.

El mensaje que enviaron a los manifestantes era que estaban anuentes a reunirse a dialogar con ellos, pero que primero deberían permitir el libre tránsito por la Panamericana, y que además tendrían que trasladarse a la ciudad de David para iniciar las conversaciones.

La respuesta de la dirigencia indígena no se hizo esperar, rechazando lo uno y lo otro.

Las posiblidades del diálogo una vez más se esfumaron.

Mientras que las partes no logran ponerse de acuerdo, la problemática se agraba aún más.

En Chiriquí ya empieza a escasear la gasolina, y los transportistas, y turistas que se encuentran dentro del tranque, aseguran que sus recursos económicos están a punto de agotarse.

Los desesperados productores ayer procedieron a sacar las legumbres de sus autos y lanzarlas a las calles.

En tanto en San Félix escasen los alimentos, y el agua embotellada.

El menú en uno de los restaurantes cerca a la protesta era arroz blanco y salchicha frita o huevo sancochado.

Cualquier cosa es buena para quienes se encuentran presa de esta pesadilla que hoy entra a su sexto día.

Indígenas en estado de alerta. Las noches en el lugar son largas.

Los indígenas duermen poco. Están a la espextativa que en cualquier momento lleguen las unidades antidisturbios de la Policía Nacional a dispersarlos.

Se arman con piedras y palos; pero también de fe, basadas en sus creencias: oraciones y ritos.

‘Este es un Gobierno muy prepotente. Qué vamos hacer, si no quiere escuchar’, dijo.

Dijo que el presidente de la república, Ricardo Martinelli, no ha dado la cara.

Manda a sus ministros y ellos no quieren hablar conmigo, manifestó.

La máxima líder indígena propuso que la reunión fuese en el Centro de Capacitación y Formación Virgen del Camino, en San Félix; sin embargo la Comisión no vio como viable esta propuesta, a pesar que Carrera dijo que garantizaría la seguridad de los funcionarios.

La cacique también se rehusó a ir a un lugar neutral, propuesto en San Lorenzo, ya que según dijo el lugar estaba rodeado de ‘antimotines’.

DECEPCIONADOS

Ayer, luego del anuncio hecho por el Ejecutivo a través de una cadena de televisión, fue evidente su decepción. Esperaban una propuesta para dar fin a la protesta.

El artículo 5 no es un capricho; se trata de una verdadera necesidad que se incluya en la legislación para darle tranquilidad a nuestro pueblo, dijo Rogelio Montezuma, presidente de la Coordinadora.

No hay voluntad de solucionar esta crisis que estamos viviendo, dijo.

AYUDA HUMANITARIA

En tanto, ayer el Sistema Nacional de Protección Civil llegó al cruce de San Félix.

De acuerdo a Abelardo Serrano, director regional de dicha institución, se trata de brindarle ayuda humanitaria a las personas que se encuentran dentro del tranque; así como a los propios indígenas que participan en la protesta; sin embargo no precisó en qué consistiría la misma.

CÁMARA DE COMERCIO

El Presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, se reunió ayer con el Presidente de la República, Ricardo Martinelli Berrocal para abordar el tema de los cierres de la vía Interamericana que se han dados en esta semana.

‘Nos reunimos con el Presidente de la República donde le expusimos nuestra preocupación sobre la situación precaria que están viviendo los productores de la provincia de Chiriquí con el cierre de la vía Interamericana, pero más preocupante aún, es el estrés innecesario que se está viviendo tanto en esta provincia como en el resto del país, esto es mucho más importante que cualquier pérdida económica que se pueda presentar’, comentó Humbert Arias, Presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

‘En el encuentro, el Presidente Martinelli nos comentó sobre las iniciativas de contingencia que han iniciado esta tarde, para poder trasladar por vía aérea a las personas que necesiten viajar de la provincia de Chiriquí a ciudad de Panamá y viceversa’, agregó Humbert Arias.

Humbert Arias fue muy enfático al mencionar que esta es una situación de urgencia notoria.

‘Las cuantías de las pérdidas son millonarias y los perjudicados somos todos.

Los productores están perdiendo productos perecederos que en la ciudad de Panamá se están necesitando.

Conocemos que algunos comercios locales y trasnacionales están realizando inversiones extraordinarias para poder trasladar, desde el interior del país y Centroamérica, productos primarios para continuar con sus actividades.

La imagen de estabilidad de nuestro país está siendo afectada, habiendo también cientos de turistas atrapados por esta situación.’

‘Reiteramos la necesidad de iniciar un diálogo en el cual ambas partes depongan intereses por el bien del país, un diálogo sin obstinaciones que permita la apertura inmediata de esta importante vía.

Percibimos la disposición del Gobierno Nacional para ello y consideramos que la mediación de la Iglesia como garantes es muy valiosa, porque esto le da confianza a las partes en conflicto’, añadió el Presidente del gremio.