Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

Médicos de exdictador panameño Noriega piden que cumpla condena en casa

Los médicos privados que atienden al ex dictador Manuel Antonio Noriega, encarcelado en Panamá por la desaparición de opositores, pidie...

Los médicos privados que atienden al ex dictador Manuel Antonio Noriega, encarcelado en Panamá por la desaparición de opositores, pidieron a las autoridades que cumpla su condena en su casa o en un hospital, alegando estar "preocupados" por su salud.

A Noriega, de 78 años, que pasó 5 días hospitalizado tras sufrir un desvanecimiento en la cárcel por problemas de hipertensión y una isquemia cerebral, el 5 de febrero, se le han descubierto nuevas enfermedades, lo que hace temer su salud, afirmaron los médicos.

El ex dictador posiblemente padece una enfermedad coronaria y una patología cerebral denominada meningioma, un tumor benigno, y además tiene depresión, precisaron.

"La preocupación nace del hecho de que después que el general estuvo hospitalizado recientemente recibimos documentos elaborados por los colegas que lo atendieron ahí que afirman los factores de riesgo", y la cárcel "no es el lugar apropiado para tratarlo", aseguró su médico de cabecera, Eduardo Reyes, a la AFP.

Reyes dijo que Noriega podría sufrir otro derrame cerebral y hasta un infarto, si no se atiende apropiadamente.Sin embargo, el ministro panameño de Salud, Franklin Vergara, aseguró que "Noriega está estable y fuera de peligro", el día que fue enviado nuevamente a prisión tras ser dado de alta en el hospital público Santo Tomás, donde se le hicieron tomografías computarizadas, electroencefalogramas y resonancias magnéticas.

Neurólogos y cardiólogos dijeron que a Noriega no se le había diagnosticado "ninguna nueva dolencia o enfermedad que ponga en riesgo su salud", sino "secuelas de las enfermedades vasculares que ha sufrido anteriormente", por lo que podría ser tratado en prisión, según Vergara.

Sin embargo, Reyes aseguró en un comunicado leído junto a otros tres doctores privados que a su llegada a Panamá al ex dictador "únicamente" se le hicieron "evaluaciones generales, siquiátricas y nutricionales", y se le "suprimieron medicamentos".

Noriega, que gobernó de facto Panamá de 1983 a 1989, cuando fue derrocado en una cruenta invasión de tropas de Estados Unidos, cumplió 21 años de cárcel sucesivamente en Miami y París por narcotráfico y lavado de dinero.