02 de Oct de 2022

Nacional

El legado que dejó Gustavo Pérez

PANAMÁ. La salida de Gustavo Pérez de la Policía Nacional no ha sido suficiente para calmar las críticas.

PANAMÁ. La salida de Gustavo Pérez de la Policía Nacional no ha sido suficiente para calmar las críticas.

Algunos consideran que tenía ‘mística’ para dirigir la institución, pero al mismo tiempo estiman que sobre sus espaldas cargaba la muerte de indígenas durante las protestas que se han dado en estos dos años y medio de Gobierno.

El abogado y activista de derechos humanos Miguel Antonio Bernal consideró que el acto de traspaso de mando, que se realizó el pasado viernes, corroboró la sumisión del poder civil a la Policía Nacional.

Bernal hizo referencia a las palabras del presidente de la República, Ricardo Martinelli, en el sentido de que ‘Pérez ha sido el mejor director de la Policía’.

‘El mandatario tuvo demasiados elogios para una persona que ‘ha violado la constitución y las leyes’ y guardó silencio ante las denuncias que involucran a miembros de la entidad’, dijo Bernal.

Pérez abandonó la dirección de la Policía en medio de cuestionamientos por despidos a policías sin el debido proceso y de una pugna con el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, por el proyecto de ley que crea el Sistema de Administración de Justicia Disciplinaria de la fuerza pública. Bernal se mostró de acuerdo con este proyecto de ley, al igual que Roberto Troncoso, del Comité Panameño por los Derechos Humanos.

Ambos rechazan el principio de ‘policía juzga policía’, tal como lo planteó Pérez.

Troncoso consideró que si bien es cierto Pérez logró tener ‘mística’ en la institución que pudo haber incidido en el combate contra el crimen, hay episodios ‘negativos’, como los sucedidos en Bocas del Toro y Chiriquí.