502 Bad Gateway


nginx/1.14.0 (Ubuntu)
Doble homicidio en cárcel de Colón
Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Nacional

Doble homicidio en cárcel de Colón

COLÓN. La inseguridad que se vive en el cualquier rincón del país se vio reflejada una vez más, ahora en la cárcel pública del Centro Pe...

COLÓN. La inseguridad que se vive en el cualquier rincón del país se vio reflejada una vez más, ahora en la cárcel pública del Centro Penitenciario Nueva Esperanza (CPNE), en Colón, cuando dos detenidos fueron asesinados en su propia celda.

Según fuentes policiales, el doble homicidio registrado la noche del pasado domingo, se dio cuando un privado de libertad, con arma en mano, ingresó ‘como Pedro por su casa’ a la celda de un grupo de detenidos, para ajusticiar a dos y dejar a otros dos heridos, uno de ellos que aún el día de ayer luchaba por su vida.

Julio de la Espada, uno de los reos, murió de forma instantánea en la celda, mientras que Ariel de la Espada, de 21 años, llegó con signos vitales al cuarto de urgencias, pero falleció.

El doctor Mariano López, director del cuarto de urgencias, detalló que Ariel presentaba un impacto de bala en el tórax, otro también presentaba un balazo en el tórax, mientras que un tercero recibió un rozón de bala en el brazo izquierdo, por lo que se mantiene fuera de peligro.

El levantamiento de los cadáveres, tanto en el hospital como en la cárcel, se realizó pasadas las 9:00 p.m., hora en la que aún los allegados a los occisos se mantenían en los predios de la morgue judicial, para su debida identificación.

FAMILIARES CRITICAN EL USO DEL PELE POLICE

Las víctimas no guardan parentesco familiar, según dio a conocer Ovidio Aguilera, padrastro de Ariel, quien solo tenía una semana de estar privado de su libertad, al ser detenido en un operativo de profilaxis porque presentaba desacato por una fianza que se le detectó con el Pele Police.

La noticia de la reyerta corrió como pólvora, hecho que provocó que familiares y amigos de las víctimas abarrotaran los predios del hospital Manuel Amador Guerrero, en donde consternados cuestionaban que los reos tuvieran acceso a armas de fuego.

Aguilera —al igual que demás familiares y amigos de Ariel— rechazó el uso del Pele Police, porque aseguran que de lo contrario estuviese vivo, debido a que el joven tenía un año de laborar en una empresa de la Zona Libre de Colón (ZLC) y nunca se ausentó, pero su buena conducta no valió para que un juzgado lo condenara a dos meses de cárcel.

Agentes del orden público reforzaron la seguridad en el perímetro, previendo cualquier situación que se pudiera registrar, al tiempo que los operativos se mantuvieron dentro y fuera del Centro Penitenciario Nueva Esperanza, ubicado en el sector de Arco Iris, en el corregimiento de Cristóbal.

INVESTIGAN, PERO AÚN NO HAY RESPONSABLE

Pedro Ríos, gobernador de Colón, dijo que se realizarán las pesquisas necesarias para dar con el responsable, además se tomarán las acciones debidas para eliminar la corrupción del Sistema Penitenciario de Colón, razón por la que se registran hechos tan lamentables como este.

Las investigaciones para determinar quién cometió el doble homicidio siguieron ayer, lunes, por parte de la Policía Nacional, la DIJ y el Ministerio Público.

Solo el pasado 29 de diciembre, se registraron dos muertos y más de diez heridos producto de una reyerta, donde también se utilizaron armas de fuego.