Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Nacional

Comarca Ngöbe Buglé exige cancelación de proyecto hidroeléctrico

Representantes de la comarca indígena panameña de Ngöbe Buglé exigieron hoy la cancelación del proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco ...

Representantes de la comarca indígena panameña de Ngöbe Buglé exigieron hoy la cancelación del proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco (oeste), en un conflicto con el gobierno de Ricardo Martinelli que se agudizó este año.

En opinión de los indígenas, este proyecto atenta contra la protección de los recursos naturales de sus comunidades y sólo es en beneficio económico de unos pocos.

Toribio García, líder del movimiento, señaló a Xinhua que es una mentira del gobierno panameño que se afirme que el movimiento sólo se trata de unas pocas personas.

Entrevistado en un lugar próximo a las obras de la hidroeléctrica, entre las provincias Veraguas y Chiriquí (fronterizas con Costa Rica), el dirigente indígena dijo que lo que se está haciendo es poner en peligro el patrimonio natural de alrededor de 277.000 personas que viven cerca del área.

García acusó al gobierno de Martinelli de desarrollar proyectos sólo en beneficio del bolsillo propio, sin tener en cuenta las necesidades de las comunidades locales.

Subrayó la necesidad que los representantes del gobierno se acerquen al lugar en donde se encuentran los inconformes para dialogar con ellos en busca de una solución.

Refrendó que los indígenas están protegiendo su tierra, de la cual dependen.

Aseguró, además, que las autoridades no han revisado el proyecto de Barro Blanco desde el punto de vista ambiental, un acuerdo pactado entre representantes del gobierno e indígenas.

Recordó que también se había discutido una propuesta de ley para crear un régimen especial de protección de los recursos naturales en Ngöbe Buglé.

La prensa local refirió que los indígenas se enfrentaron en los días previos con agentes antidisturbios, que trataron de impedir que tomaran el control del proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco (en el área de Tolé, en Chiriquí).

Tras una reciente reunión entre representantes de organizaciones de la etnia, la cacique general de Ngöbe Buglé, Silvia Carrera, exigió a la administración Martinelli la anulación del proyecto hidroeléctrico, que desarrolla la empresa Genisa, a un costo de 120 millones de dólares.

El ministro de Gobierno de Panamá, Jorge Fábrega, expresó por su parte que no se justifican estas protestas indígenas porque el 99 por ciento del proyecto está por fuera de la comarca Gnobe Buglé.

El gobierno del presidente Martinelli insistió en que los proyectos hidroeléctricos se pueden desarrollar de manera responsable, y que si no se realizan, se correría el riesgo de pagar un costo de energía más alto en el país.