Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Nacional

Avanza el catastro y la titulación de tierras en Cuenca del Canal de Panamá

En el marco de la reunión ordinaria de la Comisión Interinstitucional de la Cuenca Hidrográfica (CICH), más de 450 moradores de los cor...

En el marco de la reunión ordinaria de la Comisión Interinstitucional de la Cuenca Hidrográfica (CICH), más de 450 moradores de los corregimientos de Cirí Grande y El Cacao, en el distrito de Capira, recibieron hoy, los títulos de propiedad que los acredita como legítimos dueños de las tierras que han ocupado y trabajado durante muchos años.

"Esta es una ocasión muy especial, porque los títulos entregados cambiarán la vida de otro grupo de moradores de la Cuenca del Canal, quienes hoy se convierten en propietarios de sus tierras, que en muchos casos es la herencia que sus padres les dejaron y el legado que podrán ellos dejarle a sus hijos", señaló el administrador del Canal, Alberto Alemán Zubieta.

Alemán resaltó que la entrega de estos y otros títulos, ha sido posible gracias al compromiso y el trabajo conjunto de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (ANATI), las que desde hace varios años ejecutan el Programa de Catastro y Titulación de Tierras en el Cuenca del Canal.

Gracias a este programa, a la fecha más de 2,250 productores y moradores de la Cuenca han recibido sus títulos de propiedad, mientras que el catastro ha abarcado 16,000 hectáreas en el corregimiento de El Cacao; 5,095 hectáreas en Cirí Grande; 2,800 hectáreas en Santa Rosa; y 700 hectáreas en Cirí de los Sotos.

El Programa de Catastro y Titulación de Tierras en la Cuenca del Canal es parte de una estrategia a largo plazo para la administración, conservación y uso sostenible de los recursos hídricos de la región.

Con esta estrategia, primero se adelanta el ordenamiento del territorio -con el catastro y la titulación- y luego se avanza con el Programa de Incentivos Económicos Ambientales (PIEA), también ejecutado con el MIDA y la ANAM, con el fin de aumentar y proteger la cobertura boscosa existente y promover el uso adecuado de la tierra de acuerdo a su aptitud, en sitios de importancia estratégica.

El objetivo del PIEA es proteger el agua, tanto para el suministro a la población de las principales ciudades del país, como para la operación del Canal de Panamá. A la vez, busca mejorar la calidad de vida de las comunidades de la Cuenca.

El PIEA pretende cubrir 20 mil hectáreas dentro de la Cuenca del Canal, promoviendo mejores prácticas de agroforestería y ganadería, al tiempo que se desarrollan reforestaciones comerciales en áreas continuas y para el enriquecimiento de bosques.

A la fecha se han plantado unas cuatro mil hectáreas y se han beneficiado cerca de 600 productores, gracias al aumento en el rendimiento de la producción por la utilización de un modelo de planificación del uso de la tierra. Para el año fiscal 2012, se tiene previsto atender a 200 nuevos beneficiarios en 1,000 hectáreas, bajo modalidades de agroforestería y silvopastoril. El título de propiedad representa la puerta de entrada a una mejor calidad de vida.

Estos logros son una muestra de que el trabajo conjunto de instituciones, unido a la voluntad del ser humano, pueden resultar en una verdadera sostenibilidad y equidad social, ambiental y económica en la Cuenca del Canal, para bienestar de todos los panameños, puntualizó el administrador del Canal.

En adición, a través del programa se absorberán alrededor de 2.4 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) emitidas en el planeta, producto de actividades productivas contaminantes, contribuyendo así con los esfuerzos internacionales para reducir el calentamiento global y el cambio climático. Está demostrado que los árboles en crecimiento tienen la capacidad de absorber CO2, el cual causa el efecto invernadero que contribuye al calentamiento global.

El PIEA ha sido certificado bajo el estándar de Carbono Voluntario de Clima, Comunidad y Biodiversidad (CCB) y está en proceso de obtener una segunda certificación de contabilización de emisiones CO2.

El ingreso generado por la venta de bonos de carbono bajo el mercado voluntario, denominadas Reducciones de Emisiones Voluntarias (VER, por sus siglas en inglés), servirán para apalancar parte de los recursos financieros del programa y garantizar su sostenibilidad, reinvirtiendo las ganancias de los VER en actividades relacionadas, las cuales contribuirán al manejo integrado de la Cuenca del Canal de Panamá.