Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Nacional

Los capitalinos sin agua potable por tercera ocasión

PANAMÁ. Entre ‘accidentes fortuitos’ y reparaciones, el citadino ha tenido que ir pagando uno tras otro los innumerables cortes del serv...

PANAMÁ. Entre ‘accidentes fortuitos’ y reparaciones, el citadino ha tenido que ir pagando uno tras otro los innumerables cortes del servicio de agua potable.

Ayer fue la tercera vez durante la administración gubernamental de Ricardo Martinelli que los residentes del distrito capital y de San Miguelito se quedaban si agua.

Los panameños se amontonaron en los distintos puntos donde el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) puso carros cisterna para suplir de agua. Otros se fueron a los ríos de las periferias de la ciudad para bañarse y abastecerse del líquido.

Incluso, hubo quienes se aprovecharon de algunas fugas de la poca agua que quedaba en las tuberías para recoger el líquido.

Definitivamente fue otra imagen de la ciudad distinta a la que se ha vivido en las últimas semanas marcada por la crisis en la Asamblea Nacional. Ayer, esa acostumbrada jornada se mezcló con la desesperación por conseguir agua potable y los sentimientos de ver a la selección de fútbol jugar, y con los noticieros y canales de películas repletos de nostalgia tras el aniversario de los atentados de las Torres Gemelas.

El director del IDAAN, Abdiel Cano, señalaba en la mañana que la planta potabilizadora de Chilibre, la que se encarga de suplir el servicio de agua a los corregimientos más poblados del país, había sufrido un accidente y que el mismo se debía a la rotura de una tubería de 12 pulgadas que había inundado el sistema hidroneumático que controla el bombeo de agua cruda.

Por otro lado, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, le daba su ‘paz y salvo’ al IDAAN luego de calificar de ‘fortuito’ el evento y pedirle personalmente paciencia a los panameños.

ASUMIENDO EL ERROR

Aún así, el panameño parece hacerle caso a las palabras del mandatario y agarra sus chécheres, se persigna antes de salir y enfrenta las varianzas del clima y su impredecible temporada, a los tranques y la falta de camiones cisterna cuando algunos más lo necesitan y los retrasos de los mismos, cuando finalmente terminan llegando al lugar anunciado.

La Universidad de Panamá y la Universidad Tecnológica de Panamá se vieron obligadas a suspender sus actividades académicas por la falta del servicio de agua.

Otros lugares públicos como el Parque Omar cerraron sus baños para impedir que los usuarios los pudieran utilizar. El área recreativa estuvo concurrida, pero de personas que buscaban hacer ejercicio o pasar una mañana con sus hijos que gozan de vacaciones escolares. Asistieron porque era uno de los puntos que el IDAAN utilizó para abastecer de agua a la población.

En total fueron 16 puntos entre los dos distritos a los que el IDAAN llegó a repartir agua potable.

Al Parque Omar se acercó Leonardo Dardeson con sus dos cubetas vacías. El colonense de raíces jamaiquinas y proporciones teutonas, residente de Carrasquilla, fue el primero en llegar en busca de agua y se encargó de informar a todos sus vecinos, que llegaron con cubeta en mano a suplir lo necesario del cisterna.

Él, al igual que otras familias apostadas en el parque, espera que los funcionarios del Sistema de Protección Institucional, instalados en la casa amarilla de la administración del parque, le ayuden a adelantar con un poco de agua de los puntos que ellos tienen. El detalle es que ni los hombres duros tienen para poder ir al baño, menos aún para ofrecerlo a un necesitado.

A eso de las 2:00 p.m., el IDAAN informó —a través de su cuenta de Twitter— que la planta de Chilibre funcionaba en un 50% de su capacidad. Pero, en horas de la mañana, Cano anunció que el restablecimiento total del servicio podría tardar hasta dos días.

A primera hora de la noche, el IDAAN aún repartía agua en carros cisterna. En lugares como Los Libertadores y El Dorado, la institución le repartía a los residentes que viven en lugares altos, donde el servicio tardaría. Ayer se marcó la tercera crisis del IDAAN durante el Gobierno de Martinelli.