26 de Sep de 2022

Nacional

Una causa de nunca acabar

Las relaciones diplomáticas entre el Reino Unido y Argentina se han deteriorado en los últimos meses a causa del conflicto por la sobera...

Las relaciones diplomáticas entre el Reino Unido y Argentina se han deteriorado en los últimos meses a causa del conflicto por la soberanía de las islas Malvinas. Una causa eterna que tiene un punto de contacto con la pelea panameña por la recuperación del Canal. En 1965, la ONU reconoció la existencia de una disputa soberana entre ambos países y estableció que la forma idónea de resolverlo es a través del diálogo. En 1986, Reino Unido trató de enmendar esa resolución (2065) para que se reconociera el derecho de autodeterminación. Esto fue rechazados por la Asamblea General al concluir que los kelpers no tienen un vínculo especial con las islas y no son sujetos a una dominación extranjera. ONU solicitó al Reino Unido que se sentara a dialogar con Argentina. Eso nunca ocurrió, hasta ahora. En Panamá entienden la pelea: es la misma que se dio por el Canal. Una lucha de soberanía y toma de territorios. La diferencia es que la situación de Malvinas no parece resolverse.