Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Nacional

Jubilados de la PN marchan en La Chorrera; exigen pago del décimo

Jubilados de la Policía Nacional de Panamá marcharon por un paño de la avenida Libertador y Avenida de Las Américas, en La Chorrera, com...

Jubilados de la Policía Nacional de Panamá marcharon por un paño de la avenida Libertador y Avenida de Las Américas, en La Chorrera, como medida de protesta para que les presten atención y les sea cancelado el decimo tercer mes, el fondo complementario, los dineros de las cooperativas AMIFUP y Omar Torrijos y las vacaciones que se les adeudan.

El presidente de los jubilados a nivel nacional Claudio Coronado, indicó que ya están cansados de tratar de hablar con el Ministro de Justicia, José Raúl Mulino, sin que les preste atención, y de que todo el mundo les mienta y los tengan de un lugar a otro, por eso a partir de hoy iniciaran las protestas hasta que sean atendidos.

En la marcha que duro unos minutos pues solo fue de advertencia participaron jubilados de la policía de todas las provincias.

El señor Coronado señaló que el próximo miércoles llevaran a cabo una marcha en La chorrera desde el parque Feuillet hasta la Policía Nacional y el día 9 de abril se realizará en la capital una marcha general desde la Iglesia Don Bosco hasta el Ministerio de Seguridad la que será apoyada por jubilados de todo Panamá.

“Son sumas millonarias que se adeudan incluso hay propiedades que pertenecen a AMIFUP y a la cooperativa pero lastimosamente se declaro en quiebra dejando a unidades sin recibir sus ahorros, hay cuarteles de policía que pertenecen a las asociaciones y eso no se ha resuelto” dijo.

Señaló que se escogerá una junta directiva que reemplace la que esta al mando de la Cooperativa Omar Torrijos y solicitarán la entrega de los bienes que hay en activo de ambas cooperativas a través de una auditoria previa.

Por su parte, Blanca Cisneros, teniente jubilada de la Policía, indicó que no es justo que ahora un agente recién ingresado reciba un salario mayor al de ellos que se jubilaron con altos rangos.

Indicó que solo sobrevive con cien dólares quincenales, lo que tiene que alcanzarle para pagar casa, comprar comida y los estudios universitarios de sus hijos.