Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Nacional

ATTT revive ruta de diablos rojos en Chilibre y la Zona

PANAMÁ. Aunque la concesión para la operación del Metrobús incluía las rutas del corregimiento de Ancón, el nuevo sistema de transporte ...

PANAMÁ. Aunque la concesión para la operación del Metrobús incluía las rutas del corregimiento de Ancón, el nuevo sistema de transporte masivo no llegó a todas las rutas de la antigua zona canalera.

Según un listado oficial de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) 31 buses de Chilibre Zona y 47 de Ancón debían ser remplazados por unidades del Metrobús, sin embargo, ayer, tras una semana de la agridulce transición, el gobierno se echó para atrás.

Los diablos rojos han vuelto a Chilibre y Ancón. Irónicamente, parece una buena nueva para los usuarios, que aseguran estar hartos de las improvisaciones con el transporte público. La concesionaria Transfusa, que opera rutas entre San Miguelito y Panamá Norte, tomó ayer el control de Chilibre-Zona, ante la ausencia de metrobuses. Los usuarios reclamaron por la ilógica decisión de la ATTT de quitarles su ruta y dejarlos por siete días sin alternativa.

Luis Rodríguez, presidente de Transfusa, aseguró que ahí operan al menos 20 buses. Empiezan su recorrido en la ‘Y’ de Chilibre, atraviesan las comunidades de Paraíso, Pedro Miguel, las afueras de Albrook, hasta llegar a la Terminal y Calidonia. Cobran 75 centésimos, la mitad que los buses de Panamá-Colón pedían por el recorrido Chilibre al centro de la ciudad esta última semana, ante la crisis.

Nicolás Brea, secretario general de la ATTT, aseguró que se trata de un canje temporal de rutas entre Transfusa y Mi Bus. ‘Fue un acuerdo. El metrobús opera en La Cabima a cambio de que Transfusa baje la cantidad de buses ahí, y haga Chilibre-Zona’, explicó. ‘Pero pronto el Metrobús la va a operar’, agregó, mas fuentes transportistas lo ponen en duda: ‘el Metrobús no llegó allá porque no tiene capacidad’, dijeron, mientras mil 200 metrobuses intentan ocupar el lugar de al menos 2,500 diablos rojos.

Aunque el director de Tránsito, Roberto Moreno, argumentó la semana pasada que los estudios de rutas y paradas se hacían hasta con seis meses de antelación a la llegada de la fecha cero de los diablos rojos, Brea indicó que el nuevo sistema chocó con la realidad: así como en Veranillo, en el corazón del distrito de San Miguelito, la estrechez de la vía que atraviesa la antigua zona del Canal ‘dificulta el paso de los metrobuses’.

A GAMBOA SIN MODERNIDAD

La histórica Saca, recordada por la eficiente organización que mostró durante la ocupación militar de Estados Unidos a Panamá, tampoco desapareció. Pero eso no ha significado una buena nueva para los 10 mil usuarios del corregimiento: de los 47 buses enlistados para ser indemnizados (por $775 mil dólares), solo cinco quedaron en operación.

Ahora deberán prestar servicio a Albrook, Los Ríos, Cárdenas, Pedro Miguel, Paraíso y Gamboa, comunidades que hace dos años tenían un servicio nueve veces más frecuente.

Iván Vásquez, representante de Ancón, dice no entender por qué la ATTT actuó así. ‘Les sacaron los buses a la gente, que ahora no tienen cómo movilizarse, los que están no alcanzan’, asegura.

Vásquez dice haber mandado notas al Tránsito para que expliquen las razones por las cuales el Metrobús no llegó a Gamboa y Paraíso, las últimas dos rutas que se le dejó en concesión a Saca. ‘En la ATTT dicen que la respuesta la tiene Metrobús, y la empresa dice que esa es decisión de la ATTT... ¿entonces?’, reclama.

En Ancón, Mi Bus sólo opera las rutas de mayor densidad de usuarios: Albrook-Ciudad del Saber, Marañón-Teatro Balboa y Chorillo-Amador.

El Tránsito se excusa: ‘había un serio problema con el puente de Gamboa, un metrobús difícilmente podía pasar por ahí’, expuso Brea.

‘Gamboa es una ciudad dormitorio’, agregó el funcionario, sin temer que las drásticas variaciones de rutas abran paso a demandas por el incumplimiento del contrato con Transporte Masivo.

‘En todo caso, los de Mi Bus son los que podrían demandar’, insiste mientras los dirigentes de usuarios se quejan por el mal servicio del Metrobús, y la falta de cobertura establecida en la concesión.

ESTUDIAN CAMBIOS EN PANAMÁ ESTE

Pero las modificaciones a contrapelo no solo tocarán a Ancón. La ATTT analiza el flujo de pasajeros ‘demanda y equilibrio’ en la zona este. La idea, dicen, es hacer de La Doña un centro de trasbordo, una célebre transición entre el Metrobús, un sistema del que todos se quejan con el de diablos rojos, muy aclamado por estos días.

Nicolás Brea dejó ver que los metrobuses no pasarían del centro comercial, desde donde ya se despachan metrobuses que hacen recorridos internos en 24 de Diciembre y Felipillo. En Pacora, 20 diablos rojos se quedaron en operación. Pese a sus vetustas carrocerías, dueños de buses que no fueron indemnizados inauguraron la ruta Pacora-La Doña.

‘La Doña concentra actividad comercial, los que van a hacer sus mandados lo hacen ahí, y el que trabaja, viene hasta la ciudad’, se justificó Brea.