Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

El misterio del cuestionado contrato que no aparece

Conseguir el contrato de concesión que Urbalia, S.A. pactó con el gobierno se ha convertido en una gran hazaña. Ayer fue imposible que C...

Conseguir el contrato de concesión que Urbalia, S.A. pactó con el gobierno se ha convertido en una gran hazaña. Ayer fue imposible que Carlos Castaño, gerente de Urbalia, S.A., facilitara el solicitado documento. Aunque el directivo se mostró abierto a mostrarlo, destacó que sería ‘una licenciada’ la que lo proporcionaría porque al parecer es esta persona la que maneja el tema. De Relaciones Públicas de la empresa Urbalia nos dijeron que la próxima semana concretarían una cita para que esta persona pueda aclarar aspectos legales relacionados al documento. Informaron que la Autoridad de Aseo podía darnos el documento.

Sin embargo, cuando se pidió una copia del contrato a través de Relaciones Públicas de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), dijeron que había que mandar unas preguntas para que las respondiera el administrador de esta entidad, Enrique Ho, ya que ‘ordenó que todos los periodistas deben enviar sus preguntas para él responderlas’, dijo su relacionista pública. La localización del documento se complicó aún más, pues fue imposible ubicar el contrato en la Gaceta Oficial y Panamá Compras. Consultados sobre el tema, el abogado Víctor Martínez catalogó de ‘cuestionable’ la falta de acceso a la información de una documentación que debe ser de acceso público. Esta situación podía desencadenar en ‘la posibilidad de que se puedan establecer demandas’, ya que la Ley de Contrataciones Públicas establece que este tipo de documentos debe aparecer en la Gaceta Oficial y Panamá Compras. En esta misma línea, el catedrático universitario Miguel Antonio Bernal secundó la posición de su colega ya que ‘por Ley todos los contratos deben publicarse’. El jurista aseveró que si no hay información es porque seguramente se está ocultando algún ‘chanchullo’ y el Ministerio Público debería tomar cartas en el asunto.