18 de Ago de 2022

Nacional

Ser refugiado en Panamá: un camino largo y difícil

PANAMÁ. En el mundo existen más de 45.2 millones de refugiados, según registros del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugia...

PANAMÁ. En el mundo existen más de 45.2 millones de refugiados, según registros del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). A esta cifra Panamá aportaría 1,566 personas en esta condición, conteo que puede variar día a día.

Sin embargo, las cifras que reconocen los estamentos oficiales en Panamá no parecen ser reales, porque según algunas organizaciones, existen más de dos mil 500 refugiados en Panamá.

El día de hoy está marcado como el Día Mundial del Refugiado, que fue aprobado mediante la resolución 55-76 de 2001, en Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.

Un refugiado es una persona que por una catástrofe, guerra, por sus ideas políticas, religiosas, ha de buscar protección fuera de su país o en algún campamento de asilo.

En Panamá la mayoría de los refugiados son colom bianos, la cifra está cerca del 90%. También hay de otras nacionalidades: cubanos, salvadoreños, afganos, venezolanos, ecuatorianos, somalíes, africanos y otros en menor número.

Las personas que buscan refugio lo hacen para escapar de la situación política, la guerrilla o las bandas del narcotráfico en sus países de origen. Buscan refugio porque sienten que su vida o la de su familiares está en peligro.

CENSO

Gyno Valentino Dandifor, de la Oficina Nacional para la Atención de los Refugiados (ONPAR), informó que se encuentran en la tercera fase del programa de regularización que contempla la realización de siete giras para que las personas que han estado confinadas en el Darién por más de 17 años puedan afiliarse al programa de Protección Temporal Humanitaria (PTH), que les permite mediante la Ley 81 del 13 de diciembre del 2011, Ley Migratoria que permite darle estabilidad a cientos de refugiados colombianos.

En tanto, Mayra Silvera, directora de ONPAR, ma nifestó que se han captado unas 500 personas de las 899 que fueron registradas mediante el censo del 2004.

Según la funcionaria, cada año se recibe un total de 300 solicitudes, un promedio de 10 solicitudes diarias.

RESPONSABILIDAD DEL ESTADO

En el momento en que una persona ingresa a Panamá y solicita refugio —y se comprueba que tiene derecho a recibirlo— el Estado está obligado a brindarle protección.

Según el Servicio Jesuita a Refugiados Panamá, como organización no gubernamental en primera instancia les brindan alojamiento y alimentación, además de asesoría legal y psicológica, mientras legalizan su condición. Posteriormente, dependiendo del caso, se les apoya con mejoramientos de vivienda, créditos para que emprendan su propio negocio, según sus cualidades. La mayoría de los créditos se les ha entregado a mujeres.

En lo que va del año 2013, la organización ha asistido con ayuda humanitaria a 521 personas en aspectos como hospedaje por cinco días, alimentación y atención de salud.

Las personas en estas condiciones venían huyendo y no tenían nada. Muchos son africanos, del oriente de Asia como Afganistán, cubanos y colombianos, según detalla la organización Servicio Jesuita a Refugiados Panamá.

El proceso de legalización de un refugiado es tan burocrático que puede llegar a tomar entre diez meses y un año. En este periodo, se trata de brindar asesoría legal para que estas personas sepan cómo deben proceder para llegar a completar la documentación requerida en Panamá.