Temas Especiales

29 de May de 2022

Nacional

La Crisis de los neonatos en la CSS

Las situaciones clínicas en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social (CSS) cada vez agudizan. La muerte de ocho neonatos en...

Las situaciones clínicas en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social (CSS) cada vez agudizan. La muerte de ocho neonatos en el Servicio de Neonatología del complejo aún no se esclarecen. Las autoridades de la CSS solicitaron este martes ayuda a la Organización Panamericana de la Salud y a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en las investigaciones de este caso. El director de la institución Guillermo Sáez Llorens habló esta mañana sobre los avances de las investigaciones, pero no dio mayores detalles. Algunos médicos callan y las familias esperan una luz que esclarezca las causas reales de las muertes de sus pequeños. Algunas fuentes hablaron de 11 fallecimientos y no de ocho.

El inicio de la crisis El pasado 21 de junio los medios de comunicación alarmaron a la comunidad sobre el acontecimiento, pero antes de eso ya habían rumores. Algunos padres de los neonatos empezaron a desahogarse días antes, pero no los escuchaban. La CSS y el Ministerio de Salud comunicaron inmediatamente del incremento en fallecimientos de los neonatos. Fue entonces cuando un equipo técnico de profesionales inició a investigar para determinar las causas de las muertes. Lizka Richards, directora de prestaciones médicas de la CSS, aclaró que estos hechos ocurrieron entre el 12 y 17 de junio pasado.

Los implicados Saéz Llorens dio la cara, pero solo dijo que las investigaciones aún no tienen resultados. Por su parte Liska Richard, agregó que las investigaciones que llevó el Instituto Especializado de Análisis de la Universidad de Panamá, indicaron que todo está bien, pero esto no termina de convencer a los familiares.

El ministro de salud, Javier Díaz no dijo nada, solo pasó la palabra durante la conferencia. Richard adelantó que el Ministerio Público le hizo la autopsia a tres cuerpos, sin embargo a los otros cuatro los hizo la CSS debido a que sus muertes fueron atribuidas por causas infecciosas. Uno de los familiares no quiso que le practicaran la autopsia a su bebé.

¿Qué está en juego? La vida de otros infantes puede correr peligro, gritó Yilani Bernardo, directora médico del Centro de Salud de Chimán y madre de una de los ocho bebés fallecidos. A esta mujer, quien le fue entregada la autopsia de su hija, indicó hace una semana que los resultados aparecieron como muerte por coagulación extravascular diseminada. Bernardo está indignada porque su pequeña nació en perfectas condiciones, aseguró ella. "Negligencia" es lo que critica en el resto de los familiares, quienes expresan su malestar en los medios.

La salud pública está deteriorada, los equipos con los que trabaja la CSS no son para atender a los recién nacidos, expresó Gerardo González, secretario general de la Asociación Nacional de Funcionarios Administrativos de la Caja de Seguro Social (ANFACSS). "Hay una gran escasez de insumos médicos quirúrgicos y de materiales para trabajar" apuntó el funcionario.

¿Por qué la demora? La Dirección General de Salud Pública ordenó que se practiquen las autopsias a los menores, con el propósito de colaborar con las investigaciones. Mientras los análisis continúan, las autoridades de salud siguen siendo el blanco de críticas de los usuarios y asegurados que piden más eficiencia al sistema de salud. ¿Hasta cuándo los afectados tendrán que esperar para saber a ciencia cierta cuáles fueron las causas de muerte de los ocho neonatos?