Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Nacional

Indicios de violaciones

Nuestro medio y periodistas han sido y son objeto de un cerco informativo que ha impedido, en muchos casos, que se den explicaciones sob...

Nuestro medio y periodistas han sido y son objeto de un cerco informativo que ha impedido, en muchos casos, que se den explicaciones sobre las actividades públicas.

Es evidente que todos los días hay claros indicios de violaciones a la Ley de Transparencia por parte de funcionarios que creen estar por encima de ella. Su actitud claramente es la de autócratas y deja ver el irrespeto que sienten por los ciudadanos, la burla que es para ellos la ley, así como la letra muerta que son los principios éticos de todo funcionario.

Las situaciones conflictivas con funcionarios son variadas, pero solo le diré que La Prensa lleva adelante unas cuarenta solicitudes formales de información y de hábeas data ante instituciones del Estado y la Corte Suprema de Justicia, ya que los funcionarios se niegan sistemáticamente a brindar la información que se les requiere.

Así, por ejemplo, el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez; el ministro de Desarrollo Agropecuario, Óscar Osorio; el director de la Caja de Seguro Social, Guillermo Sáez-Llorens; el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino; el ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino; diputados, alcaldes y muchos otros se han negado a dar información sobre hechos, contratos y la más mínima solicitud de información que haga este diario o sus reporteros.

En el caso específico del ministro Ferrufino, por ejemplo, llevamos varios meses a la espera de que responda un cuestionario sobre un hecho del que evidentemente no quiere hablar, pero que sus consecuencias tienen gravísimas repercusiones en el cargo que ejerce. Por ello, aprovecho la ocasión para invitarlo por enésima vez, por este medio, a que acepte una entrevista sobre el tema con nuestros reporteros.

Me gustaría poder darle el nombre de funcionarios que han cumplido con su deber de dar información, pero en casi todas las ocasiones la han dado bajo estricto anonimato, pues temen represalias. Pero, sin duda, hay quienes hacen lo posible por proporcionar la información, aunque en la inmensa mayoría de los casos, esta es la excepción y no la regla.

DIRECTOR ASOCIADO DE LA PRENSA