Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Nacional

Indígenas piden ser escuchados

PANAMÁ. Integrantes de la comarca Ngäbe-Buglé, tras la celebración del XXVI congreso en el distrito de Santa Fe, redactaron una resoluci...

PANAMÁ. Integrantes de la comarca Ngäbe-Buglé, tras la celebración del XXVI congreso en el distrito de Santa Fe, redactaron una resolución que fue entregada a los miembros de la Asamblea de Diputados.

En el documento, los miembros de esta comarca señalan y algunos grupos campesinos señalan que hay personas que están acaparando las tierras para luego venderlos para proyectos mineros e hidroeléctricos.

En río Luis, en Calovébora y en el Cuay se han vendido terrenos que piden a las máximas autoridades comarcales que realicen una investigación.

‘Se están cometiendo actos ilícitos, por lo que pedimos que se castiguen a los responsables de estas anomalías que violan la Constitución nacional, los convenios y declaraciones a favor de los pueblos indígenas firmadas por Panamá’, sostienen los responsables de esta resolución.

Según los grupos, se les ha despojado de tierras ancestrales que han pasado de generación en generación y que ahora pertenecen a personas ajenas a la comarca’.

REUNIÓN EN LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

La tarde de este martes, dirigentes de la comarca Ngäbe-Buglé y grupos campesinos se reunieron en la Universidad de Panamá.

Toribio García, del Congreso Regional de Codri, aseguró que el Gobierno continúa otorgando concesiones para proyectos hidroeléctricos en los terrenos que les pertenecen. ‘Estamos denunciando esta situación para evitar conflictos y que las autoridades tomen los correctivos’, declaró García.

Los dirigentes recordaron que otros dirigentes aprobaron la Ley 11, que según ellos, entrega una gran cantidad de terrenos de tierras colectivas propiedad de los pueblos indígenas.

‘En los días siguientes nos seguiremos reuniendo para continuar reclamando nuestras tierras’, manifestó el dirigente, que criticó la participación de la cacica Silvia Carrera en los asuntos internos de la comarca.

Por otro lado, los dirigentes solicitaron que les rebajen el pasaje que cuesta 3 dólares a un dólar con 50 centavos. ‘Los transportistas de Santa Fe-Guabal están cobrando un pasaje que los habitantes de la comarca no pueden pagar. Esta medida perjudica a los estudiantes y los ancianos que no pueden caminar.