Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

Abogados hacen graves denuncias

PANAMÁ. Después de leer lo siguiente es muy probable que usted ruegue a Dios jamás caer en manos de la justicia panameña, y más si no ti...

PANAMÁ. Después de leer lo siguiente es muy probable que usted ruegue a Dios jamás caer en manos de la justicia panameña, y más si no tiene dinero.

Muchos son los abogados que se quejan entre dientes, otros denuncian con crudeza la supuesta corrupción el órgano judicial y cómo se hacen los supuestos chanchullos.

Tal vez lo grave no sea lo seguido que se pronuncie que ‘el derecho se ha materializado’ o que ‘el derecho es el dólar’, sino que nadie haga algo al respecto.

En palabras de la abogada María Carrillo, de la firma Carrillo Brux y Asociados, la balanza tiende a inclinarse por el que tiene dinero, ‘el pobre no puede pelear’ dice Carrillo. La abogada define un sistema prácticamente ‘inservible’, en el que las influencias, los contactos, el dinero y otros factores externos son los que dictan justicia; ‘nosotros somos entes fantasmas, metemos papeles, pero nadie nos mira ni nos llama, practicamos un derecho como muertos vivos’.

Carrillo dice que el 80% de los jueces y magistrados son unos neófitos en derecho, son nombrados por influencias, y que realmente ‘el mejor abogado no es el que conoce el derecho sino el que conoce al juez’.

Pero ella no esta sola, un abogado que solicitó reserva de su nombre detalló cómo se conciben los fallos. Explicó que en los juzgados penales se presentan casos curiosos.

¿CÓMO PASA?

Dice el abogado que de repente se le aparece un colega -que no pertenece al órgano judicial- y le ofrece celebrar el juicio en una fecha anticipada, y que por absolver a su cliente le revelan una cifra de pago que varía según la complejidad y la plata que tenga el cliente. Situación ésta, agrega la fuente, que se repite más que todo en expedientes de droga y lavado de dinero especialmente si el acusado es extranjero.

Lo más serio es que algunos jueces pueden o no estar al tanto de lo anterior. Es decir, por la cantidad de expedientes que maneja el despacho se le asigna un proyecto a cada asistente y éste lo pasa al juez para su firma. El juez, la mayoría de las veces, puede desconocer el expediente así que firma el papel que le pasa el ayudante.

El gran problema es que si el abogado incurre en esta oferta se convierte en un delincuente, pero al mismo tiempo si su cliente esta interesado en la conversación, el negocio se concreta con un abogado que conoce el personal de la Corte porque anteriormente ha trabajado ahí. En resumen, así se tejen los fallos, dice.

Este tipo de prácticas se registran más que todo en los Juzgados de Circuito del Órgano Judicial, sin embargo, el abogado reconoció que otrora se han dado casos de despidos con el propósito de adecentar el sistema.

LOS GREMIOS

Cómo se puede ejercer derecho con un escenario semejante, le preguntamos al recién electo vicepresidente del Colegio de Abogados, Santander Tristán. Una de las primeras tareas, según Tristán, es la responsabilidad del defensor que participa en los procesos para demostrar el derecho que se pretende. De la mano, está el compromiso ético y profesional que tiene el litigante. No obstante, aún no está al tanto de cuántos casos han llegado a la Sala IV, pues no se ha instalado el tribunal de honor.