Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Nacional

Martinelli olvida ultimátum y se suaviza con empresa del Metro Bus

Desde marzo pasado, a la empresa colombiana Mi Bus, encargada del sistema Metro Bus, se le ha multado y las quejas no disminuyen por su...

Desde marzo pasado, a la empresa colombiana Mi Bus, encargada del sistema Metro Bus, se le ha multado y las quejas no disminuyen por su mal servicio.

En marzo se le impuso la primera sanción por mil 148 dólares diarios, mientras que en junio se le volvió a colocar otra multa por 34 mil 440 dólares. En este mismo mes se le sancionó con mil 148 por no informar por los accidentes de tránsito donde unidades del Metro Bus estuvieron involucradas.

Igualmente, la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) decide sancionar otra vez a Mi Bus por falta grave con 11 mil 480 dólares.

La campaña "very happy" para elogiar y exaltar un servicio de transporte, no caló y genera cada vez más molestias en la población por la poca frecuencia y escasez de unidades los fines de semana y días feriados.

En agosto, agobiado de las recriminaciones ciudadanas, el mandatario Ricardo Martinelli amenaza tanto a la empresa Mi Bus como a la chilena Sonda, encargada de las tarjetas, de quitarles el contrato, sino mejoran. Sonda fue multada en abril pasado con 2 mil 80 dólares por no tener los mil puntos de venta y recarga funcionando.

La ATTT ha señalado que a ambas concesionarias se les ha respetado la seguridad jurídica, pero si no mejoran, no les quedará otro camino que culminar la relación por incumplimiento.

El viernes 9 de agosto pasado, específicamente, Martinelli lanzó el ultimátum contra las dos empresas, por lo que están buscando operadores de otros países, que están anuentes a meter más buses y arreglar los problemas, pero parece que se ha suavizado.

"Yo les dije a los dueños del Metro Bus que yo les iba a quitar el contrato, que les iba a cancelar el contrato... Les apreté el pescuezo... porque no voy a permitir que presten un servicio malo, deficiente", fueron las palabras del gobernante panameño, en agosto pasado.

En una entrevista este jueves 19 de septiembre, el presidente ve mejoría en la compañía del Metro Bus. "Yo creo que han mejorado un poquito y siguen mejorando cada día".

Reconoció que "el sistema no está como todos quisiéramos que estuviera", pero dijo confiar que con las obras, el incremento de más buses, zonas pagas, la liberación de la ciudad de cierres por proyectos, el Metro de Panamá, se irá resolviendo el problema.

"Yo no vengo a defender a Sonda ni Mi Bus, porque si mí dependiera ya yo les hubiera rescindido el contrato", señaló al ser interrogado sobre los sufrimientos de usuarios. No interviene y argumenta que dirían que está “infringiendo la seguridad jurídica”.

Pero se muestra suavizado y se interpreta así: “Hay que darle un compás de espera”.

El martes 19 de marzo, el jefe del gobierno tuiteó: "Metrobús sigue causando problemas al usuario. Favor pónganse las pilas, que este es un monopolio muy caro para brindar un mal servicio".

Luego el jueves 2 de mayo manifestó que espera que a fin de año el problema con el sistema de transporte Metro Bus se solucione. Las críticas han arreciado debido a que la ATTT prohibió la circulación de "Diablos Rojos" el 15 de marzo y las personas no tenían cómo viajar y el Metro Bus no respondió a miles de usuarios.

Inundación de Zona Paga Sobre la inundación de la Zona Paga de El Marañón, obra que cuesta 8 millones de dólares, Martinelli al defenderse alegó que antes no habían paradas, antes morían entre 40 y 60 personas por año y habían buseros perjudicando a familias.

"Hubo un problema de inundación, ya se está corrigiendo. Lo que nosotros estamos haciendo ahora es exigiéndole a la empresa una mayor frecuencia de buses".

El mandatario insistió que "lo más fácil es no hacer nada".

"Antes no habían paradas y no me digan que acabamos de inventar las lluvias en Panamá".