Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Nacional

El reto de salvar vidas

PANAMÁ. Suelen es una niña de doce años que pudo haber muerto. A ella la picó una abispa y resultó ser alérgica al veneno. La maestra no...

PANAMÁ. Suelen es una niña de doce años que pudo haber muerto. A ella la picó una abispa y resultó ser alérgica al veneno. La maestra no sabía qué hacer y lo primero que se le ocurrió fue llamar a su mamá para que la viniera a buscar. En medio de la sorpresa de sus compañeros de aula y la desesperada maestra, apareció Arsenio Pérez, otro docente que hace menos de un mes había recibido un curso de primeros auxilios.

El maestro relata que cuando se enteró del caso, lo primero que le dijo a su colega fue que a la niña había que llevarla cuanto antes a un centro médico pues una picadura de abispa a una niña alérgica puede cerrar la vías respiratorias, porque los bronquios, se inflan y queda sin respiración.

Con suerte el docente llevó a la niña al centro médico más cercano y pudo salvarse. La moraleja es una: con conocimiento todo se puede alcanzar. Esta solo la pudo alcanzar el profesor Arsenio luego de haber recibido los cursos del programa ‘Fortaleciendo nuestros héroes socorristas’.

Precisamente con miras enfocadas a la prevención, la organización Glasswing International en alianza con Motorola Solutions Foundation bajo el paraguas del programa: ‘Fortaleciendo Nuestros Héroes Socorristas’, arrancó en Panamá un plan piloto dirigido a dos componentes: impulsar programas de capacitación en primeros auxilios y sensibilización en temas de gestión de riesgo.

Celina de Sola directora de programas de la organización Glasswing, explicó que la meta es lograr capacitar a la mayor cantidad de personas en las áreas de riesgo del país.

El proyecto inició hace dos meses con la culminación de los cursos a 105 líderes comunitarios de las comunidades de San Carlos, Capira, Chame y Antón.

En los entrenamientos de primeros auxilios se dan clases de traumas, reanimación cardiopulmonar, heridas, hemorragias, quemaduras, enfermedades repentinas, uso del botiquín, ambulancias, entre otros. Se espera que otras municipalidades del país se interesen en aplicar los cursos de capacitación. La meta: no improvisar y estar preparados.