Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Nacional

‘Colapso’ saca a flote las incoherencias en seguridad

PANAMÁ. Menos de dos días de un ‘colapso tecnológico’ en la plataforma informática de COPA bastaron para dejar en evidencia la falta de...

PANAMÁ. Menos de dos días de un ‘colapso tecnológico’ en la plataforma informática de COPA bastaron para dejar en evidencia la falta de coordinación entre los organismos de seguridad del Estado y la administración de la principal puerta de ingreso al país, el aeropuerto de Tocumen.

En total, fueron perjudicados más de 10 mil pasajeros en 18 países. En Panamá, el aeropuerto se vio lleno de viajeros que no sabían qué hacer ni qué pasaba a ciencia cierta. No había una voz oficial que les informara.

Miles de pasajeros quedaron varados: unos frente a los mostradores de la aerolínea y muchos otros dentro del área de tránsito.

Los baños colapsaron, el aire acondicionado los congelaba de a poco, no había sillas suficientes para acomodar a tanta gente; se acabaron los pañales, las toallas sanitarias, la comida y el agua potable. Los artículos de primera necesidad iban menguando, dándole paso a la desesperación. ‘En las próximas horas estaremos resolviendo el problema’, era todo lo que les decían.

Según COPA, la situación fue producto de una ‘falla inesperada en un equipo de red clave para los servicios de despacho, planes de vuelos y seguimiento de aeronaves y tripulaciones desde la sede de operaciones de Panamá’. Y se han dispuesto a implementar una serie de medidas, como la exoneración de penalidades por cambios de itinerario y el restablecimiento paulatino de los vuelos cancelados.

Sin embargo, como expresó el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), Arturo Alvarado, lo ocurrido el fin de semana pasado en el aeropuerto tenía todos los ingredientes de una emergencia que requería de contención y apoyo de entidades distintas a la seguridad y el personal del lugar.

Según estipula la Ley 7 del 11 de febrero de 2005, bajo la que se rige el Sinaproc, un desastre antropogénico es todo aquel fenómeno de origen humano o relativo a las actividades del hombre, incluidas la tecnológica. Y en todos los casos, ‘corresponde’ a esa entidad ‘la atención de los casos ‘Es un fallo del aeropuerto, ellos tendrían que habernos convocado’, aseguró el director del Sinaproc, Arturo Alvarado.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen es responsabilidad de una empresa privada, que lleva su nombre, pero el 100% de sus acciones son de propiedad del Estado. Por tanto, en caso de emergencia, las entidades de rescate, como el Sinaproc, deben ser llamadas por sus administradores. A pesar de ello, y de acuerdo con lo que cuenta Alvarado, en reiteradas ocasiones trató de comunicarse con el gerente general del aeropuerto, Juan Carlos Pino, pero no obtuvo respuesta alguna.

El departamento de Control de Calidad del aeropuerto, al que Seguridad le adjudica la potestad de los planes de emergencia y contingencia, se defiende asegurando que lo ocurrido no calificaba dentro de los parámetros de ‘desastre natural o aeronáutico’, y que la responsabilidad de las personas afectadas recae sobre la compañía con el fallo tecnológico.

Hoy las actividades de COPA vuelven a la normalidad de a poco, pero lo que queda es ‘aprender y actualizar los planes de contingencia’, como estima Alvarado.