Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Nacional

La ciudadanía, el mejor aliado para combatir el dengue

Panamá se enfrenta a una epidemia del que es considerado uno de los mayores problemas de salud pública del país: el dengue.

Panamá se enfrenta a una epidemia del que es considerado uno de los mayores problemas de salud pública del país: el dengue.

La alerta se dio el 30 de diciembre del 2013, cuando el Ministerio de Salud (Minsa) declaró como epidemia el brote de dengue que se registra en el país y que ya ha afectado a más de 3000 personas y cobrado la vida de 2. El ministro Javier Díaz llamó a la ciudadanía a cooperar en la erradicación de los criaderos del mosquito que trasmite la enfermedad infecciosa. "Todos estamos expuestos", dijo el titular de salud advirtiendo que el mosquito Aedes Aegypti no distingue de raza, sexo o edades.

Y es que a pesar del plan nacional de contingencia que ejecuta el Minsa que incluye operativos de fumigación, multas a residencias con criaderos del mosquito transmisor, campañas de concienciación en los medios y llamados al pueblo panameño para que cooperen con la erradicación del vector y sus larvas, son pocos los ciudadanos que cooperan con la erradicación de los criaderos del mosquito.

En el distrito de San Miguelito, donde se llevan adelante operativos de fumigación, las autoridades de salud han encontrado criaderos en lugar inimaginables, como escurridores de platos. También han denunciado el poco apoyo que reciben por parte de los residentes para poder entrar a las casas a inspeccionar y fumigar. Aunado al mal trato que le dan estas mismas personas.

Es por esta razón que la entidad implementó un portal de denuncias en su página web, para delatar criaderos, al que incluso se le pueden agregar fotos. (click aquí) Otros portales, como el de la Organización Mundial de la Salud (OMS), buscan concientizar sobre el peligro de esta enfermedad. La organización implementó “Pueblo Pitanga. Enemigos Silenciosos”, un juego virtual para niños y jóvenes sobre el dengue y la importancia de eliminar los criaderos del mosquito que lo transmite. La OMS explica que la enfermedad se manifiesta como un síndrome febril, dentro de los 3 y 14 días después de la picadura del aedes aegypti, y advierte que no existe un tratamiento específico contra el dengue. (vea el juego virtual aquí) Los síntomas pueden variar y van desde fiebre moderada, hasta una fiebre alta incapacitante con cefaleas intensas, dolor retroobitario, dolor muscular y articular, y erupciones cutáneas.