Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

Jorge Quijano dice que será "agresivo" para que termine la ampliación

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, afirmó que los responsables del proyecto están "preparados p...

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, afirmó que los responsables del proyecto están "preparados para ser un poco agresivos" y asegurarse de que la obra se haga "lo más pronto posible".

En una entrevista publicada este domingo por el diario español "El País", Quijano dijo que "no nos vamos a quedar aquí esperando a que siga el tiempo" sin reaccionar, después de que el consorcio que construye la ampliación del Canal anunciara que suspenderá las obras si no se le reconoce un sobrecoste de unos 1.600 millones de dólares del proyecto.

El consorcio GUPC (Grupo Unidos por el Canal) liderado por la empresa española Sacyr e integrado además por la italiana Impregilio, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, anunció el pasado día 30 de diciembre que paralizará las obras si no se aumenta el presupuesto del proyecto con ese sobrecoste.

"Con un paro va a haber algunos retrasos adicionales", reconoció el administrador, aunque manifestó que confía en "ser lo suficientemente ágil (...) para que en el peor de los casos poder retomar la obra y terminarla".

Quijano también apuntó que el consorcio "tiene que adjuntar información adicional a la carta" de preaviso de suspensión de las obras, para justificar "cada uno de esos cargos, para evaluarlos y ver si tiene algún mérito, cosa que, de salida no los tiene".

El administrador defendió en la entrevista que la Autoridad ha sido "fiel al contrato" y "ha pagado religiosamente, para que el contratista tenga flujo de caja y siga con la obra".

La ministra española de Fomento, Ana Pastor, viaja hoy a Panamá donde tiene previsto reunirse este lunes con el presidente panameño, Ricardo Martinelli, para buscar una solución a este conflicto.

Pastor tomó esta iniciativa después de que Martinelli anunciara el viernes su intención de viajar a España e Italia para exigir a sus Gobiernos que las empresas de sus respectivos países cumplan el contrato.