Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

Choque de propuestas para resolver conflicto canalero

PANAMÁ. Tras casi dos horas de reunión, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) condicionó ayer una propuesta de inyección extra al conso...

PANAMÁ. Tras casi dos horas de reunión, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) condicionó ayer una propuesta de inyección extra al consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) para garantizar la continuidad de las obras de ampliación de la vía interoceánica.

En una reunión en el edificio de la administración del Canal de Panamá —generada por la moderación de la ministra española de Fomento, Ana Pastor, este lunes— la ACP planteó otorgar $100 millones para ayudar al ‘flujo de caja’ del consorcio, siempre y cuando GUPC, liderado por Sacyr, ponga igualmente $100 millones.

Adicional, la entidad le daría una extensión de la moratoria del repago que debe iniciar este mes de los $784 millones de un adelanto otorgado. Serían de dos meses adicionales, cuyo monto es por $83 millones.

‘Lo que le da oportunidad para que se resuelva el primer reclamo (de $585 millones)’, consideró el ingeniero Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP.

Ese reclamo está en la Junta de Resolución de Disputas, ente de resolver conflictos, según el contrato.

En total, los $283 millones que se le inyecta al proyecto, según el administrador Quijano, ‘es suficiente fondo para seguir adelante con la obra’.

CONDICIONES

Para el otorgamiento de la suma millonaria, la Autoridad del Canal puso tres condiciones: GUPC debe retirar el aviso de suspensión de los trabajos de ampliación que van por 65%, agilizar el proceso en la Junta de Resolución de Disputas y cumplir con recibir las otras cuatro compuertas (16 en total), que llegan este febrero.

Y lo más importante, el aporte de $283 millones, es específicamente para cumplir con pagos a sus contratistas y suplidores.

GUPC PIDE $483 MILLONES

Aunque Quijano adujo que vio al presidente de Sacyr, Manuel Manrique, uno de los negociadores, ‘atendiendo positivamente’, en un comunicado ayer mismo a las 4:00 de la tarde el consorcio respondió a la propuesta.

Propuso a la administración de la vía acuática que le otorgue un adelanto de $400 millones y le amplíe la moratoria del anticipo anterior de $784 millones a fin de evitar la paralización de la obra este mes.

Según el consorcio, es ‘una propuesta con miras a buscar una solución definitiva’ y aduce que es dentro del contrato y las leyes panameñas .

‘ACP ha puesto encima de la mesa una propuesta de solución parcial del conflicto a corto plazo con aportaciones económicas de GUPC y anticipos y moratorias por parte de la ACP’.

Indica que GUPC se compromete con la ACP a seguir el diálogo para pasar de una propuesta de corto a largo plazo que permita la culminación de la obra.

QUÉ PASARÁ

Pero, ¿aceptaron o no la propuesta de la ACP?, preguntó La Estrella.

El consorcio contestó, vía e-mail, que en la reunión ambas partes presentaron sus propuestas y, en efecto, ‘continuarán las conversaciones’. Aún no hay fecha, ni lugar para volverse a sentar.

Agregó que esta ha sido ‘una primera reunión’ para conocer la propuesta de cada una de las partes.

En tanto, el administrador Quijano expresó que no hay un plazo mortal para que el consorcio acepte o rechace su propuesta y dispone del fin de semana para reunirse si así lo amerita.

‘La intención de parar la obra por el consorcio todavía está en la mesa’, confesó.

La ACP ha advertido que está preparada para cerrar el contrato y ejecutar la fianza por $400 millones de incumplir el contratista.

El pasado 30 de diciembre, GUPC envió una carta a la ACP en la que le advertía su intención de suspender la obra si en 21 días (va por 12) la entidad no reconocía los ‘sobrecostos’ por $1,600 millones.