Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Nacional

Propuesta educativa exige jornadas más extensas

PANAMÁ. Aumentar las horas de clases diarias en las escuelas oficiales, equiparándolas con las de las particulares y reforzar el calenda...

PANAMÁ. Aumentar las horas de clases diarias en las escuelas oficiales, equiparándolas con las de las particulares y reforzar el calendario en el año lectivo para tener 200 días de clases efectivos son dos puntos de la propuesta educativa que presentó la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE) al Ministerio de Educación (Meduca).

El documento, de 10 puntos, fue divulgado el miércoles en el foro ‘Transformación y fortalecimiento del sistema educativo’.

La propuesta busca mejorar varias aristas del sistema educativo, para lograr el perfeccionamiento y la calidad de la educación.

La estrategia parte de subir de 5 a 7 horas al día las jornadas, incrementar el gasto corriente y de inversión no menor al 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB) y fortalecer el perfeccionamiento del docente.

SUPERVISAR Y DIVULGAR

La propuesta plantea fortalecer la supervisión en los docentes y hacer públicas las evaluaciones, tanto a estudiantes como a los padres de familia, y establecer planes de mejoras.

Otros puntos son: llevar indicadores de evaluación (cifras de desempeño); realizar investigaciones e innovaciones en el sistema educativo con el apoyo de universidades y contar con un expediente o ficha del estudiante con las pruebas psicopedagógicas y otras informaciones para valorar su desenvolvimiento.

PROBLEMÁTICA

En las escuelas particulares las clases son de 45, 50 y hasta 60 minutos, dependiendo de la asignatura, mientras que en las escuelas oficiales son de 37 minutos.

Los trabajadores productivos en los próximos años son los que salen de aquellas escuelas, que además de 7 horas, tienen, por ejemplo, gimnasio y laboratorio, sostiene el economista Pedro Mora, miembro de la Comisión de Educación de APEDE. En su análisis, eso implica 40% de diferencia de calidad.

Diógenes Sánchez, secretario general de la Asociación de Profesores de la República de Panamá, argumenta que ni las horas ni los días de clases garantizan una mejor educación.

La inversión, sostiene Sánchez, debe hacerse en mejorar el factor humano, aumentar la inversión en educación y rechaza la evaluación punitiva, que no apoye mejorar la didáctica, pedagogía y metodología del educador.

Modaldo Tuñón, presidente de la Comisión de Educación de APEDE y rector de la Universidad Latina, expresa que se necesita aumentar las horas de clases diarias para lograr una más alta calidad.

En 2012 hubo 165 días efectivos de clases, mientras que en 2010, solo 150 días. Costa Rica tiene un promedio de 200 días anuales.

PUNTOS DE VISTA

La dirigente magisterial Nelva Reyes enumera deficiencias del sistema oficial: tienen de 30 a 35 estudiantes por aulas, 30% de escuelas no tienen luz, en muchas sillas del Meduca no se pueden ni sentar y el educador gana $595 al mes, cuando un conductor de Metrobús devenga $680.

Reyes critica que no se construyen planteles en el país, pero sí se eliminan las escuelas vocacionales.

Gaspar García de Paredes, presidente del grupo Unidos por la Educación, aduce que no ve ‘pasión’ en las personas que están en la docencia y pedagogía.

Agrega que sin recurso no se puede resolver el problema y en vez de aumentar las horas de clases, se debe cambiar la experiencia en el salón, participando y distribuyendo el tiempo.

Nivia Rossana Castrellón, dirigente de los centros particulares, discrepa con García de Paredes, y resume: entre más tiempo efectivo de clases, mayores oportunidades de aprender.

Precisa que deben haber más de siete horas de clases con materias significativas, actividades, estrategias y metodologías activas.

El informe Human Capital 2013 reveló que 121 mil jóvenes entre 15 y 21 años en Panamá ni estudian ni trabajan, lo que representa el 21% de la población de este rango y el 3.3% de la población total del país.