Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Nacional

Liberan a 32 de los 35 marinos norcoreanos retenidos en Panamá

Este jueves 30 de enero las autoridades panameñas ordenaron la liberación de 32 de los 35 tripulantes del barco norcoreano retenido a m...

Este jueves 30 de enero las autoridades panameñas ordenaron la liberación de 32 de los 35 tripulantes del barco norcoreano retenido a mediados del 2013 con armas cubanas sin declarar y los han puesto a órdenes de migración.

El fiscal del caso Nahaniel Murgas dijo a The Associated Press que la decisión la tomó el martes. La procuradora de la nación Ana Belfon también confirmó la medida.

Los otros tres tripulantes, el capitán, el primer oficial y el secretario político de la nave, tendrán que ir a un proceso judicial por cargos de tráfico de armas, señaló Murgas.

Los marinos liberados han sido puestos a órdenes de la Dirección Nacional de Migración, ya que no tienen documentación legal para poder estar en el país, agregó el fiscal.

La decisión se basa en documentos encontrados en la nave que sugieren que solo el capitán y los dos tripulantes que seguirán en proceso, conocían del material bélico que se transportaba, de acuerdo con Murgas.

"Cuando se hace el allanamiento a la nave... se encuentran documentos en coreano que posteriormente son traducidos al español y en los que sale a relucir de que el capitán, el primer oficial y el secretario político de la nave tenían directrices allí con respecto a si se detectaba el cargamento ilícito, y se daban ciertas recomendaciones", explicó Murgas.

"A ello se suma las declaraciones del resto de la tripulación que afirman que ellos trabajaban en la embarcación y que no eran los responsables".

"En base a eso tomamos la determinación de liberar a los 32", subrayó.

Los marinos liberados permanecen en una base del Servicio Nacional Aeronaval en la provincia de Colón, al norte de la capital, donde se les están haciendo los trámites migratorios, agregó.

La embarcación Chong Chon Gang permanece atracada desde fines de 2013 frente a la base, en las costas del Caribe. Murgas aseguró que no tenía información si los propietarios del buque ya habían pagado una multa al Canal de Panamá para poder llevarse la nave.

La retención del barco tuvo lugar en junio de 2013 cuando intentaba cruzar la vía interoceánica con rumbo al Pacífico. Inicialmente, las autoridades panameñas ordenaron su abordaje ante sospechas de que llevaba drogas, pero lo que encontraron fueron los pertrechos militares dentro de contenedores y bajo toneladas de azúcar cruda.

Murgas aseguró que las armas y el azúcar se mantienen en custodia de las autoridades panameñas. Cuba informó poco después de la retención del barco que el armamento era anticuado y que iba a ser reparado a Corea del Norte como parte de un convenio bilateral.

Sin embargo, el gobierno de Panamá consideró que el caso suponía una violación al embargo impuesto por las Naciones Unidas al comercio de armas pesadas por parte de Corea del Norte.

Expertos del Comité de Sanciones de la ONU estuvieron en Panamá para inspeccionar las armas y presentaron un informe preliminar, el cual no ha sido divulgado oficialmente por el organismo.